comunidades

Conoce las enfermedades víricas de los gatos y cómo prevenirlas

En este artículo os vamos a explicar cuáles son las enfermedades víricas más importantes en gatos, sus síntomas, contagio, diagnóstico, tratamiento y, sobre todo, cómo prevenirlas. 

Son cuatro enfermedades víricas las más habituales:



PANLEUCOPENIA

Es una enfermedad vírica muy contagiosa, se trata de un parvovirus similar al de la especie canina.  El virus se trasmite por contacto con las heces principalmente, aunque también se puede transmitir por fluidos. El virus es estable en el medioambiente pudiendo estar en una zona (parques, jaulas, transportines, comederos, areneros, juguetes…) hasta un año. En gatos jóvenes la enfermedad tienen un alto índice de mortalidad. Las gatas gestantes que estén infectadas por el virus de la panleucopenia pueden  trasmitírselo a sus gatitos a través de la lactancia o vía intrauterina.

Sus síntomas son letargia, fiebre, anorexia, vómitos, diarrea severa, deshidratación…

El tratamiento es sintomatológico: sueroterapia, antibióticos, alimentación forzada, antiémeticos.. .

Su detección se realiza mediante un test rápido con hisopo en las heces del gato.

La prevención de la enfermedad se realiza mediante la vacunación a partir de las 8-9 semanas de edad, revacunando al mes, siendo la revacunación anual necesaria.



RINOTRAQUEITIS

Es una enfermedad  de tracto respiratorio superior producida por un herpesvirus que produce una infección a nivel nasal y traqueal. Es una enfermedad muy contagiosa que sobre todo aparece en colectividades de gatitos (colonias, protectoras, perreras, criaderos…). 

Sus síntomas son infección del tracto respiratorio superior, estornudos, conjuntivitis purulenta, secreción nasal… En algunos casos puede llegar a generar se una enfermedad grave e incluso llegar a cronificar. Son más suceptibes los gatitos pequeños.

Su tratamiento es sintomático, antibiótico, antinflamatorios, analgésicos, antitérmicos, antitusivos…

La prevención es la vacuanción a partir de las 8-9 semanas de vida del gatito.

CALICIVIRUS

Es una enfermedad de tracto respiratorio superior y de la mucosa oral en gatos. Se transmite por contacto de gato a gato y/o por objetos contaminados.

Sus síntomas con muy parecidos al virus de la rinotraqueitis infecciosa felina aunque éste puede causar gingivitis, estomatitis, úlceras en la boca crónicas, secreción nasal y ocular (con úlceras en córnea en algunas ocasiones).

Su instaura como tratamiento colirios antibióticos, antibióticos orales, antinflamatorios…

Se diagnóstica a parte de observación de los síntomas por prueba mediante hisopo en laboratorio.

Prevención del calicivirus felino es la vacunación empezando a las 8-9 semanas de vida del gatito, repitiendo al mes y revacunando anualmente.



LEUCEMIA FELINA

Es un virus presente en todo el mundo que solo afecta al gato. Su transmisión es de gato a gato, el virus no sobrevive fuera del cuerpo del gato, pudiendo ser el contagio mediante el acicalamiento, mordeduras, fluidos corporales (orina, heces, saliva). El virus también puede ser transmitido de gata gestante a sus crías. Una vez infectado el gato el virus se multiplica en sangre, durante una fase inicial el gato puede vencer la infección y acabar con el virus sin manifestar síntomas, pero en algunos gatos el sistema inmune no lo puede erradicar de su organismo.

Su sintomatología suele estar marcada por letargia, fiebre, adelgazamiento progresivo, anemia, inflamación de ganglios linfáticos, alteraciones gastrointestinales y dermatologicos. Algunos gatos pueden desarrolar cáncer, como leucemia cancerígena, linfomas…

Pruebas diagnósticas para detectar el virus de la leucemia es realizar un test elisa para determinar si el gato tiene la enfermedad, aunque hay veces que se requerirán más pruebas laboratoriales.

Por desgracia no existe ningún tratamiento especifico frente al virus, solamente tratamiento de soporte para dar a nuestro gato una mejor calidad de vida durante meses o años. Como son más suceptibles a infecciones, se pueden pautar ciclos de antibióticos.

Como plan de prevención es muy importante la vacunación frente a la leucemia felina (según protocolo veterinario).

Es un artículo del CENTRO VETERINARIO REYES MAGOS
Centro quirúrgico especializado AHC
Contacto: c.v.reyesmagos@hotmail.com  -   918835039 
Av. Daganzo, 4. Alcalá de Henares, 28806 (Madrid)

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos