Cómo hacer que los perros beban agua después de una operación – Mi Husky feliz

Tu peludo acaba de ser operado y probablemente estés preocupado por muchas cosas.

Una de esas grandes preocupaciones es conseguir que tu cachorro beba agua después de la operación. Créeme, yo también he pasado por eso. Y muchos de nuestros lectores nos envían mensajes sobre este tema todos los meses.

Así que hablemos de cómo mantener hidratados a nuestros amigos de cuatro patas después de la operación.

Índice

Por qué es importante que los perros beban después de la cirugía

Lo primero es lo primero, hablemos de por qué es tan importante que los perros beban agua después de una operación.

La cirugía pasa factura a sus pequeños cuerpos. El agua ayuda en el proceso de curación. También ayuda a eliminar la anestesia y los medicamentos que hayan podido tomar.

Si tu perro no bebe lo suficiente, puede deshidratarse. Y eso es malo.

La deshidratación puede hacer que se sientan aún más miserables y ralentizar su recuperación. ¡Así que tenemos que asegurarnos de que beban!

Por qué los perros a menudo no quieren beber después de la cirugía

Puede que te estés rascando la cabeza preguntándote: «¿Por qué mi perro no quiere beber?». Bueno, hay un par de razones.

La anestesia de la operación puede provocarles náuseas. O puede que les duela un poco la garganta por el tubo de respiración.

Además, admitámoslo, probablemente estén simplemente no se sienten como siempre. De nosotros depende animarles a hidratarse.

5 consejos para que los perros beban más

Muy bien, ¿cómo conseguimos que nuestros perros beban más? Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán.

Prueba de uno en uno para ver cuál funciona, y luego redobla la apuesta.

1. Agua fresca: Asegúrate de que invita a beber

El agua fresca y limpia es más atractiva. Lo sé, parece sencillo. Pero imagina que te dieran a elegir entre un vaso de agua fresca o uno rancio. Te decantarías por la fresca, ¿verdad? Lo mismo ocurre con nuestros perros.

Cambia el agua de su cuenco al menos dos veces al día. Si tu cachorro ve un trozo de pelusa o una hoja suelta flotando en el agua, es posible que la rechace. Mantenla limpia y es más probable que beba un sorbo.

2. Cubitos de hielo: Una delicia fría

A algunos perros les encantan los cubitos de hielo, sobre todo cuando no se encuentran bien. El frío también puede aliviarles las encías y la garganta, que pueden estar irritadas tras una operación. Ofrezca un solo cubito de hielo para empezara ver si les interesa.

Pero ten cuidado, el hielo no debe estar muy frío, ya que las temperaturas extremas pueden alterar sus estómagos. Incluso puedes hacer cubitos de hielo con caldo bajo en sodio para darle un toque más sabroso.

3. Caldo: Haz que el agua sea sabrosa

El caldo de pollo o ternera bajo en sodio puede ser un verdadero cambio de juego. Un pequeño chorrito puede hacer que el agua huela y sepa más interesante. Pero no te pases. Una cucharada o dos serán suficientes.

Comprueba siempre los ingredientes para asegurarte de que no contienen cebolla ni ajo, ya que pueden ser perjudiciales para los perros. Y recuerda que se trata sólo de una golosina temporal para que vuelvan a interesarse por su cuenco de agua.

4. Dar de comer a mano: El toque personal importa

A veces, hay que acercarse. Con una pequeña jeringuilla (sin aguja, por supuesto), vierte suavemente un chorro de agua en un lado de la boca.. Esto puede ser especialmente útil justo después de la operación, cuando no tienen muchas ganas de moverse.

También es una forma de estrechar lazos con tu perro durante este periodo tan estresante. Si no le gusta mucho la jeringuilla, también puedes mojar los dedos en agua y dejar que la lama.

5. La ubicación: La comodidad es la clave

¡Ubicación, ubicación, ubicación! Su perro no tendrá que desviarse de su camino para tomar algo si usted colocas los bebederos en sus lugares favoritos de la casa. Pon uno junto a su cama, otro en el salón e incluso uno en el baño si te siguen hasta allí.

Así les resultará muy fácil beber un sorbo sin hacer un gran esfuerzo, lo que es especialmente útil cuando se están recuperando de una operación.

Mi experiencia personal: Añadir cualquier tipo de caldo de carne al agua es lo más fácil. Aunque tu perro no esté muy motivado por la comida, el caldo de carne es prácticamente irresistible para la mayoría de los perros. Así que pruebe esto primero, sólo asegúrese de que es saludable (sin sal, sin aceite, grasa o especias). Caldo de carne puro y natural.

Consejos adicionales sobre el cuidado de los perros después de la operación

Cuándo acudir al veterinario si no consigue que su perro beba

Si has probado todos los trucos y tu cachorro sigue sin beber, es hora de acudir al veterinario.

Esto es especialmente importante si hace más de 24 horas que no bebe.

Más vale prevenir que curar. Tu veterinario puede administrarle líquidos por vía intravenosa y comprobar si hay alguna complicación.

¿Cuánto tiempo puede estar mi perro sin beber?

No te asustes demasiado, pero un perro no debería pasar más de un día sin beber agua, sobre todo después de una operación.

Según expertos como los de la American Veterinary Medical Association, la deshidratación puede aparecer rápidamente, y ése es un camino que no queremos recorrer.

Si quieres una respuesta sincera a esta pregunta, la mayoría de los expertos afirman que los perros adultos sanos pueden aguantar entre 2 y 3 días. Si no están especialmente sanos o han sido operados recientemente, o toman medicación, podría ser menos.

Por eso, el tema de la deshidratación no es ninguna broma.

¿Es seguro añadir electrolitos a su agua?

Puede que te preguntes si darles algo como Pedialyte podría ayudarles.

Buenas noticias. Añadir electrolitos puede ser seguro y beneficioso. Pero hay un inconveniente. Consulta siempre primero con tu veterinario.

Ellos pueden indicarte la dosis y la marca adecuadas para las necesidades específicas de tu perro.

Y ahí lo tienen, amigos. Esto es lo que hay que hacer para que tu cachorro beba agua después de una operación. Mantén los cuencos llenos y dale a tu peludo unos mimos extra de mi parte. Cuídate.

Descargo de responsabilidad

Los consejos que se dan en este artículo tienen únicamente fines educativos y no constituyen asesoramiento profesional en ningún contexto. Antes de tomar cualquier decisión que pueda afectar a la salud y/o seguridad de su perro, consulte siempre a un veterinario cualificado de su zona. Para ver el descargo de responsabilidad COMPLETO, visite aquí

Aviso de Copyright: El contenido producido y publicado en My Happy Husky es único y original. My Happy Husky hace un esfuerzo activo para buscar contenido plagiado utilizando software de detección de plagio. Si se encuentra contenido plagiado, se tomarán medidas.

Protegido por Copyscape


Fuente: este post proviene de Animalesis, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: ActualidadPerros

Recomendamos