Stop al maltrato animal Idea guardada 20 veces
La valoración media de 79 personas es: Muy buena

Denunció a su gato porque le llevó marihuana a la casa

Imagen 0


La mujer fue a la policía, que ahora busca al verdadero dueño de la droga.
Artículo de Juan Pablo Ernst, tomado de La Cuarta.com

La policía de Nueva Zelanda está indagando en su base de datos de huellas digitales para dar con el verdadero dueño de un paquete de marihuana.
Esto, luego que llegara a la comisaría una mujer que confesó que su gato le había llevado de "regalo" la yerba voladora.
Según lo que contó la mujer, su gato apareció de pronto en la puerta de su hogar y llevaba el paquete en el hocico. Al revisarlo se percató que en su interior había marihuana, que los agentes evaluaron como de un valor de 150 dólares.
"Los gatos a menudo llevan a casa aves muertas o ratas, pero es la primera vez que veo esto", dijo a los medios el sargento de la policía Reece Munro.
Más allá del hecho anecdótico, lo concreto es que ahora el paquete está en un laboratorio donde buscan huellas a fin de hallar al verdadero dueño de la droga.
votar
Fuente: este post proviene de Stop al maltrato animal, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general

Gato fiel visita todos los días la tumba de su dueño y le deja regalos

"Gato fiel visita todos los días la tumba de su dueño y le deja regalos". Su amo lo adopto cuando tenía apenas tres meses de vida.Un gato gris y blanco llamado "Toldo" es el protagonista de la última noticia que deja en evidencia el amor que los animales pueden sentir hacía sus dueños, y es que el felino visita todos los días la tumba de Renzo Lozzelli con ramas, vasos plástico ...

gato recibe a dueño gato cariñoso general

Así recibe un gato a su dueño cuando vuelve a casa después de una larga temporada

Para que luego digan que los gatos son independientes, que no tienen apego por sus dueños, que no son cariñosos... en fin. Aquí tenemos la prueba de que estas afirmaciones no son ciertas. Mirad con qué cariño y con qué nervios recibe este gatito a su dueño, un soldado que vuelve a casa después de pasar una temporada larga en el frente. ¡Buenísimo!