comunidades

La estructura del paseo

Un buen paseo con nuestro perro no sólo mejora nuestro vínculo, sino que evita otros problemas posteriores. ¿Pero sabes cómo es un buen paseo?
Perra paseando por la calle


Aunque parezca mentira, estructurar un paseo y rutinizarlo es la mejor manera de evitarnos problemas después, además enseñamos al perro el momento adecuado para hacer sus necesidades, cuándo y dónde nosotros queremos, reforzándole sin apenas darnos cuenta y sin hincharle a golosinas.

Os dejo unas pautas muy útiles para aplicar en los paseos y convertirlos en unos buenos paseos, por este orden:

1.- Mantener una rutina, eligiendo siempre los mismos momentos del día para empezar los paseos. Intentad que el perro no salga demasiado excitado a la calle.
2.- Salimos de casa sin dejarle oler ni marcar ningún lugar hasta que lleguemos al sitio deseado. Si le dejamos orinar en una farola o en cierta esquina, siempre que pasemos por ahí debemos dejarle orinar en el mismo lugar y respetar que ahí sí que puede oler.
3.- Llegamos al lugar deseado, dejamos que el perro se desahogue, orine y defeque. Es importante ir aprendiendo cuándo defeca (mañana, tarde, noche) para saber cuánto esperar a que lo haga o no según la hora del día.
4.- Continuamos el paseo hacia otra zona, ya más relajados y sin prisas.
5.- Llegamos al segundo punto, donde podremos jugar con él y soltarlo si la ley nos lo permite o es un parque para perros. Dejaremos total libertad (dentro de los límites que nosotros establezcamos) para que el perro explore, huela, sociabilice, jugaremos con él, etc.

Perra juega y se revuelca en la hierba del parque


6.- Cuando el perro esté satisfecho y visiblemente cansado, ya podremos volver a casa tranquilamente y seguros de la tarea bien hecha.

Perra cansada tras un buen paseo


Normalmente, para un perro de actividad normal, un paseo con esta estructura debe durar entre 45 y 90 minutos.

Beneficios de la estructuración del paseo:

> El perro aprende a hacer sus necesidades al inicio del paseo, es decir, que cuanto antes haga sus necesidades, antes irá a jugar y divertirse. Así que no retrasará la hora de hacer sus cosas, por haber asociado que "lo hago y se acaba el paseo". Su premio y refuerzo por haber hecho sus cosas es la hora de jugar.
> El perro aprende a hacer siempre en la misma zona sus necesidades, cosa que nos ayuda a recogerlas y ahorrar tiempo el día que tenemos prisa (o llueve).
> Nos aseguramos que el perro ha tenido suficiente tiempo y ha hecho sus cosas antes de volver a casa y, por ejemplo, dejarlo solo. Evitando así posibles accidentes indeseados dentro de casa.
> Evitamos las infinitas paradas en un perro que quiere oler y marcar todo, lo cual mejorará nuestros paseos con él cuando tenemos que ir a otros sitios o hacer recados.Y recuerda: en cada paseo ¡¡diviértete con tu perro siempre!!

 

Fuente: este post proviene de Divertidog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

"¿Qué hago para que no haga "sus cosas" en casa?" es una pregunta común y repetida a adiestradores, educadores caninos y hasta al veterinario. Es importante tomar medidas, tanto en ...

Un buen paseo con nuestro perro no sólo mejora nuestro vínculo, sino que evita otros problemas posteriores. ¿Pero sabes cómo es un buen paseo? Aunque parezca mentira, estructurar un paseo y rutinizar ...

Recomendamos