Blog de fermín Idea guardada 10 veces
La valoración media de 4 personas es: Muy buena

Osteartrosis felina

No confundas los síntomas con la edad

gato
La osteartrosis felina (OA) resulta difícil de diagnosticar, ya que sus síntomas se confunden con problemas de la edad, y en la mayoría de los casos es necesaria una radiografía para descubrir que, en realidad, lo que le pasa a nuestro gato es que sus huesos se han visto afectados.

Cuando un felino llega a su etapa sénior, una vez cumplidos los diez años, sus huesos se resienten. El dolor que esto les provoca puede hacer que les cambie hasta el carácter. Una vez que acudas al veterinario y le pongan tratamiento, tu gato volverá a ser casi el de siempre.

gato
gato


Siete de cada diez gatos

Esta es la cifra de animales afectados por la enfermedad una vez que cumplen los diez años. Pero en demasiados casos los dueños achacan el menor nivel de actividad a la edad, al cansancio y a que buscan tranquilidad. Por eso, ante los síntomas, es mejor prevenir y acudir al veterinario.

La cojera, la disminución de tolerancia al ejercicio, dormir durante más tiempo… son sólo algunos de los síntomas que podemos observar en un gato que sufre osteartrosis felina. Otros síntomas son la eliminación de residuos de forma inadecuada (hacer sus necesidades fuera de la bandeja, y orinar más de lo habitual); una menor interacción con nosotros; y que duerma en el cojín del suelo del que siempre renegó, en vez de encima de la cama o del sofá, como acostumbraba.

En la consulta

Para buscar si realmente existe esta degeneración de los huesos y las articulaciones, las mejores partes del cuerpo son las caderas, las rodillas, los hombros o los codos. En algunos casos, incluso, la enfermedad afecta a varias de estas partes.

gato
gato


Lo mejor es optar directamente por la radiografía, ya que al acudir al veterinario es fácil que el gato se ponga nervioso. Estos nervios puede demostrarlos de dos formas diferentes: aguantando el dolor por miedo, o mostrándose agresivo.

El tratamiento

Una vez que se diagnostica la osteartrosis felina, el veterinario puede recetarle una medicación que mejorará las condiciones de vida del animal. Se han dado casos de propietarios que, un mes después de establecida la medicación, se han dado cuenta de todo lo que habían dejado de hacer sus gatos por el dolor que les generaba la enfermedad.

gato
gato


Esto no ocurre sólo con la osteartrosis. Por eso es recomendable que, cuando notamos algo raro en nuestros gatos, acudamos al veterinario. Más vale detectar la enfermedad a tiempo y evitar el sufrimiento al animal. Cuando cumplen cierta edad, no viene mal hacer chequeos habituales.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos