(QUÉ HACER AHORA MISMO) – My Happy Husky

Así que tu peludo acaba de tomar un tentempié de sal de Epsom, ¿eh? No te preocupes, yo también he pasado por eso.

En primer lugar, que no cunda el pánico. Pero actúa con rapidez. Esto es lo que tienes que saber y hacer si te encuentras en esta difícil situación.

Índice

¿Por qué es peligrosa la sal de Epsom para los perros?

La sal de Epsom no es la sal de mesa habitual.

En realidad es sulfato de magnesio. Aunque es estupendo para los dolores humanos, no lo es tanto para nuestros amigos de cuatro patas.

El consumo de sal de Epsom puede provocar síntomas como diarrea, letargo e incluso afecciones más graves como insuficiencia renal en casos extremos.

Los veterinarios del Línea de ayuda en caso de envenenamiento de mascotas advierten de que la sal de Epsom puede ser muy perjudicial si la ingieren los perros. Puede alterar su equilibrio electrolítico y provocar problemas graves.

Por tanto, si crees que tu perro ha ingerido aunque sea una pequeña cantidad, es hora de actuar.

Señales de que su perro ha comido sal de Epsom

Las señales pueden ser bastante claras si sabes lo que estás buscando. Busca estos síntomas:

Vómitos

Diarrea

Falta de energía

Pérdida de apetito
Si observas alguno de estos signos, es una pista bastante buena de que tu cachorro podría haberse metido en la sal de Epsom.

Qué hacer de inmediato

Lo primero es lo primero: ¡llama a tu veterinario!

Si tu veterinario no está disponible, prueba con una línea de emergencia veterinaria. La gente de la Centro de Control de Envenenamiento Animal ASPCA son de gran ayuda. Su número es (888) 426-4435.

Dales toda la información que tengas, como cuánta sal crees que comió tu perro y cuándo ocurrió. Te ayudarán a determinar los pasos a seguir.

Tratamiento y pasos siguientes

Si has llegado al veterinario, puede que te diga que lleves a tu perro inmediatamente. O puede que te den instrucciones para hacer cosas en casa. Sigue sus consejos al pie de la letra.

El tratamiento suele consistir en beber mucho líquido para ayudar a eliminar la sal. A veces, puede ser necesaria medicación. Pero eso lo decide el veterinario.

Así que no pierdas de vista a tu cachorro en los próximos días. Asegúrate de que bebe agua y mantén una dieta blanda. Nada de golosinas ni comida humana durante un tiempo.

Cómo prevenir futuros picoteos con sal de Epsom

Evitemos que se repita, ¿vale? Guarda la sal de Epsom y cualquier otra cosa que no sea apta para perros en un armario alto. Cerraduras a prueba de niños también son una buena idea.

Y ten siempre cuidado cuando utilices sales de Epsom para un baño o cualquier otra cosa. Mantén la puerta del baño cerrada.

Reflexiones finales

Que un perro se meta en algo que no debe es un rito de iniciación para los padres de mascotas. Pero nuestro trabajo es mantenerlos a salvo. Ahora que sabes qué hacer si tu perro come sal de Epsom, estarás preparado por si alguna vez ocurre.

Recuerda, en caso de duda, llama al veterinario. Ellos son los verdaderos expertos. Cuídate y dale a tu cachorro unas caricias de mi parte.

Descargo de responsabilidad

Los consejos que se dan en este artículo tienen sólo fines educativos y no constituyen asesoramiento profesional en ningún contexto. Antes de tomar cualquier decisión que pueda afectar a la salud y/o seguridad de su perro, consulte siempre a un veterinario cualificado de su zona. Para ver el descargo de responsabilidad COMPLETO, visite aquí

Aviso de Copyright: El contenido producido y publicado en My Happy Husky es único y original. My Happy Husky hace un esfuerzo activo para buscar contenido plagiado utilizando software de detección de plagio. Si se encuentra contenido plagiado, se tomarán medidas.

Protegido por Copyscape


Fuente: este post proviene de Animalesis, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: ActualidadPerros

Recomendamos