Gato Viral Idea guardada 30 veces
La valoración media de 168 personas es: Excelente

¡No permitas que la gripe felina se vuelva viral!

Los gatos son, junto con los perros, los animales de compañía preferidos. ¡Los datos lo confirman! 1 de cada 10 hogares en España tiene un gato como mínimo, lo que serían unos 2,3 millones de gatos. 



Su independencia, su elegancia y su forma de comportarse son las claves por las que muchos deciden contar con un compañero felino. Y son las características que a muchos les atrae para no parar de ver vídeos de las travesuras y hazañas de gatos en Internet. 

Sin embargo, desde Boehringer Ingelheim queremos que esa "viralidad" se quede solo en Internet y, por ello, lanzamos la campaña “GatoViral” que, con el lema ‘¡No dejes que este gato se vuelva viral!’, busca concienciar de la importancia de la vacunación en los gatos como prevención de múltiples enfermedades infecciosas que se podrían evitar.
 
Aunque parezca que la vacunación felina está totalmente instaurada, la realidad no es tan positiva: se calcula que la mitad de los gatos, más de un millón, no han sido vacunados en el último año. Además, existe la creencia falsa de muchos dueños de que si se les vacuna cuando son cachorros, ya no hay que volver a vacunarlos de adultos. Las vacunas de refuerzo hacen que el sistema protector de las mismas no disminuya y son muy necesarias.

Las vacunas son el medio más eficaz de proteger a los gatos de enfermedades infecciosas que pueden ser difíciles de tratar haciendo peligrar  su vida, tales como la rabia, la leucemia o la gripe felina. Precisamente de esta última vamos a hablar más en profundidad a continuación para conocer qué molestias y peligros podemos evitar a los gatos si los vacunamos frente a ella.

¿Qué es la denominada Gripe Felina?

Se llama  comúnmente gripe felina a la infección de las vías respiratorias altas, que puede ser causada diversos virus y/o bacterias, destacando principalmente dos virus: el Herpesvirus Felino (FHV) y el Calicivirus Felino (FVC). Aunque esta gripe en sí no es una enfermedad mortal, sí pueden complicarse hasta poner el riesgo su vida. 

Además, hay que saber que la gripe felina puede convertirse en una enfermedad crónica, quedando latente en el organismo del felino. Si esto ocurre, se convierten en portadores y, por tanto, en potenciales fuentes de contagio para otros gatos. En el caso de la gripe por Calicivirus, el virus es resistente a la desinfección y puede permanecer en el entorno incluso un mes.

¿Cómo se manifiesta?

Los principales síntomas son estornudos, secreciones nasales (esta rinitis se puede convertir en crónica), fiebre y abatimiento que puede llevar al gato a perder el apetito, por lo que se tiene que tener especial cuidado y ‘obligarle’ a que coma y beba para evitar un problema mayor. También son comunes las úlceras en la boca, en la lengua y en los ojos y, en algunos casos, la gripe puede derivar en neumonía

Existen cepas de calivirus que son muy agresivas, que afectan a diversos órganos, provocan úlceras en la boca y también en la cabeza y extremidades. Pueden provocar la muerte del gato.

Los síntomas pueden aparecer de repente y experimentar altibajos dependiendo de la fortaleza del sistema inmune del gato. También pueden persistir durante un largo periodo de tiempo.

¿Cuál es su forma de contagio?

Una de las primeras cuestiones que hay aclarar en relación a este tema es que esta gripe no se contagia a los seres humanos. Sin embargo, sí que es muy contagiosa entre gatos, por lo que se recomienda aislar al gato enfermo de otros para evitar su propagación. 

El virus se transmite por contacto directo y, en el caso de la gripe por calivirus, este se excreta por las secreciones de ojos, boca y nariz. También se puede contagiar por el contacto con objetos que ‘tengan’ los virus como camas o comederos e, incluso, un ser humano puede transmitir la enfermedad a través de su ropa, zapatos o, incluso, las manos. Extremar la higiene es, por tanto, una de las claves para evitar el contagio. 

Recordamos que hay gatos que son portadores del virus y que pueden contagiarlo a pesar de no tener ellos ningún síntoma en ese momento. 

¿Existe tratamiento? 

Como ocurre con la gripe humana, no existe un tratamiento específico para la gripe felina, aunque el veterinario puede recetar medicamentos para paliar y tratar las molestias o, en caso de que se produzca un problema de salud asociado, tratamientos específicos. 

Lo más recomendable para evitar que el gato pase por una enfermedad tan molesta y contagiosa es la prevención. La vacunación es la clave y, por ello, desde Boehringer Ingelheim queremos promover la vacunación bajo el lema ‘¡No dejes que este gato se vuelva viral!’.

Las vacunas ofrecen una protección muy alta frente a determinadas infecciones. Siendo tan sencillo proteger a nuestros amigos felinos de problemas de salud tan graves, ¿por qué no llevar al día su calendario de vacunación?

Encuentra toda la información que necesitas sobre la vacunación de los gatos en www.gatoviral.es y, por supuesto, no dudes en difundir el lema de nuestra campaña “GatoViral”, ‘¡No dejes que este gato se vuelva viral!’. Protege a tu gato y comparte con él durante muchos años los mejores momentos. 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos