Blog de MarcosMendoza Idea guardada 2 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Cómo entrenar al Cirneco de Etna

Imagen 0


Este es un perro lebrel, es decir, fue moldeado para la caza de liebres y conejos, a menudo en terrenos difíciles y agrestes. Eso implica que para entrenar al Cirneco de Etna debemos tomar muy en cuenta sus instintos y cualidades así como sus debilidades, pues todo tiene su peso en la educación de cualquier perro.

¿Quieres entrenar a un Cirneco de Etna? Debes saber que, contra lo que muchos creen, no se trata de un perro oriental, sino que tiene su origen en el podenco ibicenco, probablemente de Sicilia; Aristóteles describió a una raza de perros muy similar a esta. Hay una estatuilla en Siracusa que se parece mucho al Cirneco de Etna…¡Y data del año 4.000 antes de Cristo! Puede que esta información parezca irrelevante, pero tienes que entender su pasado para comprender cómo es en el presente, y por tanto darle una educación adecuada para él.

El Cirneco de Etna no es un perro grande, llegando a medir 50 centímetros de cruz a lo sumo, con unos 12 kilos de peso como máximo. Sus largas y rectas orejas le dan aspecto de murciélago, y su pelaje es corto e impermeable. Es por naturaleza un perro de gran energía, que gastaba en el pasado cazando roedores, como ya hemos dicho, en terrenos francamente difíciles. Para educarlo hay que tomar en cuenta todo esto.

Así pues, el entrenamiento de este perro empieza por el desgaste de su gran energía. Largos paseos, mucho ejercicio y abundantes juegos son la base de la educación de casi cualquier canino, para que pueda prestar atención sin estar nervioso. Una vez tenemos a nuestro Cirneco de Etna cansado es hora de enseñarle algunas cosas, en sesiones de no más de diez minutos por día. ¿Y cómo le enseñamos? Con premios. Los gritos y los golpes no funcionan con estos perros, pero sí lo hace la recompensa del buen comportamiento. Si acude a su llamada, ¡prémialo! Si se sienta a tu orden, dale una chuchería. Si deja de ladrar cuando se lo dices, acarícialo.

De modo que para entrenar a un Cirneco de Etna debes hacer más o menos lo que se hace para adiestrar a cualquier perro, pero siempre adaptándose a su personalidad y sus necesidades. Premia el buen comportamiento, redirige el malo, dale mucho ejercicio a tu perro, y lo más importante…¡Ámalo mucho!

¿Quieres saber más sobre entrenar al Cirneco de Etna? Entra aquí y averigua todo lo que quieras:

>>>Click Aquí Para Saber Cómo Educar a Tu Cirneco de Etna<<<

Marcos Mendoza
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos