comunidades

Mi perra tiene miedo a los disparos



Muy similar al miedo a los petardos en perros o miedo a los ruidos fuertes, es el miedo a los tiros, por su carácter inesperado, aleatorio y de intensidad variable. Es un problema que puede ser más o menos importante en el día a día de tu perro.

Ahora mismo yo tengo este problema en casa. Noa es una perra de 10 años y medio, con la que he luchado mano con pata contra sus muchos miedos, desde que llegó a casa a los 2 meses y medio. Mucho trabajo, muchísimo aprendizaje y mucho avance en su día, hasta pasar completamente desapercibidos, durante dos años largos, los dos últimos.

Ahora con su edad, como ocurre con los perros senior, algunos fantasmas vuelven… y de manera repentina lo han hecho sus miedos. Esta vez miedo a disparos, algo que nunca había tenido. Ni siquiera miedo a los petardos o a los fuegos artificiales, que siempre hemos evitado que tuviera demasiado cerca.

He de decir que me entró el pánico cuando la vi ella desesperada por entrar en casa tras un tiro, jadeando y con el rabo entre las patas. Primero mi incomprensión, después la ira contra toda persona cazadora, y mi más honda tristeza por ver el estado de mi perra, de nuevo y tras tanto tiempo.

 

Lo que no hay que hacer

Tras mi experiencia y formación en el mundo animal, la modificación de conducta y, aunque parezca curioso, la Integración Social, he tenido claro lo que no iba a hacer estos días atrás para quitarle el miedo:

No iba a pasar por alto sus miedos, porque a mí me supusieran un fastidio. El hecho de tener que volver a prestar atención a esto, totalmente fuera de mi agenda, es sin duda un contratiempo. El esfuerzo y la atención que requieren los miedos en perros es altísimo. Parar mi vida para acoplar un trabajo exhaustivo con Noa, requería sacrificios.

No iba a dejar que lo pasara ella sola. Porque dejar que se acostumbre no funciona en mi cabeza. Conozco la intensidad del miedo de Noa, sé hasta donde puede llegar, y sé que si el miedo ha sido repentino (causado en este caso por dolor en su pata, pues siempre hay un por qué), cuanto antes lo ataje, mucho más se minimizará. Yo soy su persona de referencia, su apoyo, su guía, y son precisamente estos momentos los que demuestran la calidad de mi compromiso con ella. Se me ponen los pelos de punta cuando, sin ningún criterio, escucho a la gente decir que tiene que acostumbrarse a sea cual sea al miedo de sus perros. Me parece que es una frase que encubre falta de compromiso, frustración y falta de recursos, todo combinado o individualmente.

Y es que me parece sorprendente la incapacidad que tenemos para leer su comunicación canina, pero el convencimiento con el que aseguramos que la terapia de habituación es la correcta…. cuando la pasamos por alto y lo que hacemos es inundar al perro; es decir, presentarle situaciones que no puede gestionar.

Y sin gestión, o hay aprendizaje. Aparece el cerebro reptiliano haciendo de las suyas sin dejar lugar al aprendizaje adecuado. Ataque o huída…. o indefensión. Una y otra vez, sin ninguna pauta, sin ningún registro, sin ningún control. Nada que haga intuir un avance, pero ahí se sigue exponiendo al perro a aquello que le supera. Miedo tras miedo, día tras días.

Es cruel, en verdad, aunque sea por inconsciencia. Creo que simplemente un poco de empatía cambiaría nuestras actuaciones.

 

Lo que estoy haciendo


Por supuesto lo primero que hice fue meter a Noa en casa, cerrar ventanas y puertas y, por si se oía por algún lado (los tiros parecía que los teníamos en la puerta de casa), bajé con el móvil una aplicación para poner ruido blanco. Esto lo combiné con música, por si hubiera alguna diferencia, y la verdad es que no la hubo (afortunadamente, pues prefiero escuchar música).

Me tumbé con ella y la hice caricias y masajes para que pudiera relajar sus músculos. En poco tiempo, dejó de jadear y se tumbó.

Busqué los horarios de caza y el tipo de caza que se hacía, pues lamentablemente el campo está la mayor parte del año vetado para los no-cazadores, pues si no es caza de paloma torcaz es de jabalí, y así sigue la lista macabra de matanzas alternativamente. Poquitos días de descanso.
Con esos horarios, me di cuenta que el comienzo es a las 08h30, hora a la que Noa ya tenía que estar de vuelta de su paseo, y dentro de casa. He de decir, que se pasan los horarios por el rifle, e incluso antes de las 08h ya se pueden escuchar disparos.

Probé a sacarla de paseo sola, con el 100% de mi atención y sin Sasha o Luna (para no estar pendiente de Sasha por un lado, y para que no condicionara a Luna con su miedo a los disparos, por otro). De este modo podríamos volver si lo necesitábamos y hacer el recorrido que mejor nos viniera. Cuando Noa tenía miedo en el pasado, el campo siempre fue su bálsamo. Ahora que vivimos en el campo, la situación se me complicaba.
Con algunos de estos disparos sueltos de antes de la hora, Noa no podía soportarlo y un par de días me pidió volver a casa. Y volvimos, claro, conmigo cantando a su lado y a paso ligero.

La comida no hacía efecto porque cuando un perro tiene miedo, como nos pasa a las personas, el estómago se cierra y toda la sangre se concentra en los músculos, no en el estómago. Es por eso que aunque llevaba comida conmigo en los paseos, no se la ofrecía. ¿Para qué? Sólo la habría devaluado y Noa la habría rechazado.

El resto del día Noa está en casa, y solo al final de la tarde sale. Aún quedan algunos disparos incluso por la noche, pero cada vez que sale, tiene abierta la puerta para entrar en casa a su disposición.
Una parte de la casa está completamente cerrada y es difícil que escuche los tiros, a pesar de tener la puerta abierta. Las ventanas, por supuesto, cerradas a cal y canto. Y sí, a veces ha hecho calor de más, pero el bienestar de mi perra lo requería. Ventilador y A/C ha servido de aliados.

Como todo es campo y es complicado encontrar un lugar sin el sobrecogedor sonido de una posible muerte animal, la llevamos cerca del pueblo, zona más urbana, a un cachito de tierra para que se desahogara.
Ha habido 2 días que no me ha dado tiempo a sacarla antes de que comenzase la sinrazón, por supuesto antes de hora. Así que esos días Noa no ha querido hacer sus necesidades fuera. Éste ha sido nuestro plan B, o llevarla cerca de la escuela de Sentido Animal por caminos ya conocidos y sin tiros.


He comenzado a sacarla con sus hermanas. El cambio ha sido muy positivo porque va más entretenida, no tan pendiente de los disparos. Gestiona mucho mejor, así que ese es el nuevo plan. Hacemos paseos mucho más largos y por pleno campo.
Su habituación a los disparos es mucho mejor, teniendo siempre en cuenta que respeto las horas de caza (aunque haya cazadores que no). De vez en cuando las aviso de que tiro algo de comida por el suelo para que la busquen, e ignora los disparos, por fin.

Hoy después del paseo, que he alargado hasta casi las 09h sin inconveniente, me he quedado un rato en la parcela con la puerta de casa abierta, limpiando el gallinero y paseando alrededor.
Han sonado varios disparos, por supuesto, y Noa se ha puesto muy seria, los ha escuchado con atención, y en vez de ir para casa, ha decidido quedarse con sus hermanas peludas y con plumas. El gallinero siempre tiene algún resto de verdura que las sibaritas de las gallinas no comen y de las que las perras dan buena cuenta. Así que la mayoría de las veces, ha seguido comiendo u olfateando.

Aún por solucionar

Hoy respiro tranquila porque el cambio en poco tiempo ha sido muy grande. Noa vuelve a tumbarse panza arriba en casa y a normalizar los disparos. Pero no doy mi trabajo por terminado, ¡ni mucho menos!



Por un lado hay que solucionar el dolor de su pata, para el que estos días no hemos podido cuadrar con la veterinaria. El dolor es una causa habitual de miedos, estrés reactividad, apatía y un montón de cosas más. Y aunque no lo fuera, ¡el dolor hay que quitarlo!

Por otro, la exposición que voy haciendo a Noa de los sonidos de los disparos debe seguir siendo progresiva. Como hasta ahora, de poco me sirve que pueda entrar en casa si se asusta, si al salir continúa asustándose. Tengo que medir la intensidad de los tiros (mucho menor por la tarde-noche) para salir y estar pendiente de sus reacciones, dándole algo de adiestramiento, juego de olfato o entretenimiento, y seguir evitando una intensidad muy alta.

Cuando considere que no muestra inquietud por esta intensidad, podré pensar en mayor número de disparos. Mientras tanto no. Y por supuesto no bajar la guardia en ningún momento, e ir comprobando periódicamente su estado emocional.

Considero que es muy importante tomar conciencia de lo que suponen los miedos. Es terrible vivir atemoizado/a. Hay que ponerse a trabajarlo y hacerlo de la manera adecuada. No supervisar el trabajo de manera profesional o con los conocimientos adecuados, puede afectar irreversiblemente a la calidad de vida de nuestros perros.

¿Has tenido tú alguna situación similar con tu perrete? ¿Cómo has conseguido solucionarla?
 

Fuente: este post proviene de Sentido animal, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Tienes una perra que se pasa los paseos marcando allá donde hay una esquina? ¿Quizá un perro que anda 10 metros en 25 minutos? ¿Te parecen eternos los paseos entre pis y pis y a veces incluso te inco ...

La verdad es que hace tiempo que me dije que no iba a escribir artículos con este tipo de temáticas. Pero bueno, aquí estoy haciendo referencia a técnicas poco éticas y además poco efectivas para inte ...

Muy similar al miedo a los petardos en perros o miedo a los ruidos fuertes, es el miedo a los tiros, por su carácter inesperado, aleatorio y de intensidad variable. Es un problema que puede ser más o ...

Con frecuencia intentamos minimizar nuestra responsabilidad o los efectos de una mala situación con nuestros perros. Pero si no somos conscientes de cuáles son las posibles consecuencias de una vivenc ...

Recomendamos

Relacionado

perros adiestramiento ruidos ...

¿Tiene un perro que se encoge o esconde al oír los ruidos de un trueno, o viene corriendo a usted para una mayor comodidad cuando los vecinos lanzar fuegos artificiales? El estudio incluyó con un cuestionario completado muchos dueños de perros, y una entrevista estructurada con un conjunto más pequeño de 383 propietarios de perros. Los dueños de perros fueron reclutados en una variedad de maneras ...

general noticias

La Guardia Civil de Monterroso investiga la muerte de un pastor alemán que apareció en una aldea del Concello de Antas de Ulla la tarde del pasado miércoles. El perro fue detectado vagando por el lugar de Gradoi y su presencia fue detectada por una vecina que avisó primero a una clínica veterinaria de Monterroso y luego al Concello. A los pocos minutos de avisar sobre la presencia del animal, ...

Comportamiento Cosas de interés miedo ...

Hola perreros!! Aprovechando que queda poco para San Juan, hoy os hablo sobre algunos consejos y productos para intentar disminuir el malestar que les provocan los petardos a nuestros perros. Os lo escribo ahora, ya que algunos productos necesitan de su utilización previa durante un tiempo para notar su efecto. Para empezar os diré, que la mejor solución como os he comentado en posts anteriores, e ...

adiestramiento canino

Hoy he hecho una cosa que creí que no iba a hacer. y me siento muy bien por ello. Hoy he puesto la comida en el plato una de mis perras, ella se ha acercado, lo ha olido, y se ha marchado mirándome fijamente después, para que se lo cambiara. Y yo, sin más ni más, he cambiado esa comida por otra. Esto está completamente al margen de lo que te dicen en los primeros capítulos de cómo educar bien a tu ...

general

Noa Adopta Apadrina Sexo: Hembra Fecha Nacimiento (aprox.): 04/01/2013 Tamaño: Mediano (11 a 25kg) Raza: Pastor Alemán Lugar: Sevilla Situación: Acogida/o gratuita Historia Noa es una preciosísima mestiza de pastora alemana de pelo largo de unos 2 años. El dia 31 de diciembre de 2014 fue encontrada vagando por las ...

adiestramiento canino modificación de conducta inseguridad o miedo ...

Convivir con un perrete que tiene miedo a salir a la calle, es un problema al que muchas personas tienen que enfrentarse varias veces al día. Y llega a ser tan incomprendido, que resulta muy frustrante y agotador. A lo largo de las próximas líneas, analizaremos cuáles pueden ser las causas de que tu perro tenga miedo a salir a la calle, y te daremos pautas para ayudar a que esta situación cambie. ...

Adiestramiento Consejos Perros ...

Se acerca la noche de San Juan y con ella la pesadilla de muchas personas que conviven con animales con miedo a los petardos. Hace ya tiempo que venimos hablando del riesgo que la pirotecnia para animales y personas, pero de momento seguimos sin regulación que controle su uso. Los ruidos de cohetes o petardos son causas muy habituales de extravío de perros e incluso fallecimiento, ya que se asusta ...

información

Cuando se tiene una perra como mascota, está en etapa reproductiva y además ha estado en contacto con machos, es necesario saber cómo detectar si la perra está embarazada, para tomar precauciones y poder cuidarla adecuadamente. Las perras pueden quedar preñadas desde que tienen 6 meses de edad, y su capacidad de reproducirse las acompaña toda su vida, aunque la fertilidad baja considerablemente en ...

chicago cruce donaciones ...

Porkchop, un perro de una mezcla de labrador retriever y pastor alemán, sufrió más de 50 disparos con una pistola de aire. Tomado de tuteve.tv facebook.com/onetailatatime Porkchop, un perro de una mezcla de labrador retriever y pastor alemán de 6 años, fue rescatado por un albergue de animales en un barrio de Chicago (EE.UU.). Sus rescatantes lo llevaron al veterinario debido a un problema urinar ...