comunidades

¡No quiero que lo haga sólo por comida, sino porque yo se lo pido!

Que los perros respondan a nuestras señales (señales, ni órdenes ni comandos…) más allá de hacerlo por el poder de su estómago es algo que a las personas que comienzan a entrenar con su perro les quita el sueño. Continuamente vemos que con un par de repeticiones correctas, comienzan a venir los nervios y dejan de premiar al perrete cuando está haciendo exactamente lo que ellos le piden. ¿Falta de paciencia o agobio porque “sin comida no hace caso”?
Reforzando las conductas
Me pregunto si hay alguien a quien no le guste que le refuercen lo que hace. Es decir, si alguna persona puede vivir siempre haciendo cosas que sabe que a otros les gustan, pero no recibir a cambio absolutamente nada. ¿Nada? Ni siquiera una palmadita en la espalda… Es probable que si trabajamos sin parar para un proyecto porque sabemos que es necesario para la empresa, y tras mucho esfuerzo hacemos una ejecución espléndida y lo terminamos incluso antes de tiempo, y la persona encargada de supervisarlo y valorarlo no dice absolutamente nada, si no que da por hecho que es lo que teníamos que hacer, es probable que nos moleste, pero incluso que no lleguemos a darle demasiada importancia. Pero, ¿cuántas veces puede pasar esto hasta que la motivación caiga y comencemos a hacer un trabajo mediocre o fuera de tiempo, al no conseguir ningún tipo de recompensa por nuestro esfuerzo? ¿Es que acaso nuestro perro no se mueve precisamente por la motivación? Y esa motivación se mantendrá alta mientras reforcemos adecuadamente sus conductas y comportamientos. Es injusto (e ilógico) suponer que un perro se mantendrá continuamente haciendo una conducta que no le reporta nada, teniendo otras muchas que sí lo hacen como alternativa. Por lo que en el entrenamiento (y en la vida diaria) debemos estar reforzando aquello que queremos que se repita. ¿Siempre? Sigue leyendo…
Vínculo y confianza

¿Hay que reforzar siempre cada conducta que nos interesa?
Estaríamos volviéndonos locos, día y noche, sólo centrados en nuestro peludo si eso funcionara así… La respuesta es “no”, pero con sus matices. Lo primero es que un perro es un perro y hay que dejarle ser perro. Obviedad que olvidamos con frecuencia. Así que la mayoría del tiempo tendremos a un peludo que no tiene que estar bajo nuestro control y con el que no tenemos que medir todo lo que hace… ¡sólo hace el perro! El resto de momentos en los que creemos importante que el perro se comporte de una manera determinada, tendremos que construir una respuesta lo suficientemente fuerte como para que se convierta en un hábito, en algo que el perro realice de manera rutinaria.
Cuanto más fiable sea la respuesta a nuestras indicaciones, menos posibilidades habrá de que al no reforzarla, ésta se pierda
Pero volviendo a lo que hablábamos más arriba, ¿cuántas veces podemos pedir algo al perro sin dar nada a cambio, y seguir esperando una respuesta adecuada?
Las alternativas a la comida
Ya he comentado en un artículo en este mismo blog las posibilidades que puede haber en el refuerzo que damos a nuestros canes. Los perros no basan toda su existencia en comportarse de una manera u otra según haya o no comida, si no que hay cantidad de cosas que les mueven. ¿Cuáles? ¡Investiga!
Cada animal es único y así a algunos les gustará jugar, correr, olfatear, trepar, recibir caricias, estar con otros perros, ir a buscarte… y con otros habrá que comenzar a trabajar en ver qué cosas son las que les motivan. Cualquier cosa que le guste a tu perrete abre una posibilidad para poder reforzarle.
Así que como ves, la comida no es lo único que puedes utilizar en la educación del perro. Dejarle llegar a lo que él quiere después de haber respondido correctamente a una señal, será en ese momento lo más reforzante para él, como por ejemplo restregarse entre las hojas y la hierba o darse un chapuzón en la playa.
Refuerzo positivo de bienestar

El vínculo y la confianza
Maravillosas herramientas para comenzar a trabajar. Es imprescindible que aprendas a crear un buen vínculo con tu perro para tener una base muy sólida que le de la confianza de que contigo, todo es mejor. Nada debe temer el perro a tu lado. Entrenar con un método basado en la confianza y el respeto te llevará a tener un perro siempre dispuesto a atenderte y a responder correctamente a las indicaciones que le des. Recuerda que eso no es gratis… debes mantener esas conductas con más entrenamiento y más refuerzos. Verás que pronto el hecho de interactuar contigo o de poder hacer cosas juntos irá ganando valor.
Como ves la comida es sólo una de las muchas formas que tenemos de conseguir que los perros hagan lo que les pedimos. Es una manera rápida y que la gran mayoría de los casos muy efectiva, pues hace asociar al perro rápidamente el comportamiento que queremos que realice con algo que le gusta.
La comida es el comienzo, pero el resto del camino ¡será tan variado como imaginación tengas!


Fuente: este post proviene de Sentido animal, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hoy un ser maravilloso nació hace ya 8 años. Su nombre es Sasha y hemos hablado muchas veces de ella… pero no podemos dejar de recordar que, además, hace 5 años que se unió a nuestra bonita fami ...

¡El verano está pegando fuerte! Y nuestros perros jadean, buscan la sobra y en ocasiones se recalientan demasiado… Y una excelente idea es aprender cómo meter a un perro en el agua de una forma ...

Recomendamos

Relacionado

adiestramiento cachorros perro en casa ...

Neotenia: ¿por qué mi perro se comporta como un cachorro?

Hoy en Siente a tu perro traigo un tema que me parece muy interesante. Con frecuencia vemos a perros adultos corriendo como cachorros, gritando como cachorros, jugando sin parar como cachorros… comportándose, en definitiva, como cachorros, aunque ya tengan más de 3 ó 4 años. ¿Por qué? Y es la respuesta a esta pregunta la que me parece emocionante Como todos sabemos, porque en el mundillo de ...

adiestramiento canino modificación de conducta disfrutar del perro ...

Sólo lo hace por la comida

Y es verdad… hay cantidad de perros que únicamente hacen lo que se les pide porque tienen un trozo de salchicha delante y saben que sentarse o quedarse tumbados tiene premio… Cuando enseñamos a un perro con comida no pretendemos que éste sea nuestro final. La comida es únicamente un medio para conseguir la educación del perro. La comida es la motivación para captar atención, para ayu ...

adiestramiento canino cachorros modificación de conducta ...

Señal de lamerse la trufa

¡No me está gustando esto! o algo no le cuadra… Fíjate con qué señal tan sutil puede estar tu perro diciéndote que lo que le estás proponiendo o la situación en la que está, no le gusta. No le gusta, le está generando estrés, no sabe cómo afrontarla… en cualquier caso, un perrete que se moja la nariz con la lengua, no está precisamente en su salsa. Como ocurre con casi todas las señale ...

general viajar con mascotas de tiendas con perro ...

De compras con perro en H&M

¡Hola mascoteros! No sé si a vosotros os ocurre lo mismo, pero a mí al menos en cuanto llega el buen tiempo me gusta ir con mi perrete a todas partes.Ahora que no llueve, hace frío, ¡a él le encanta estar en la calle! ¿Qué pasa? Que en muchos sitios no nos miran especialmente bien Por ejemplo: en las tiendas de ropa. Yo lo entiendo, pensarán que se va a avalanzar sobre la ropa, babearla, hacer p ...

consejos educación para adoptar ...

Lo que realmente esperan los perros en sus humanos

Tu perro, busca tu referencia y tu guía. Si no somos capaces de encontrar el modo de establecer una relación sólida, basada en el respeto y en el cariño, él buscará en otro lado (Los perros del parque por ejemplo). Las relaciones entre perro y persona se basan en el intercambio de afecto pero también de otras cosas. Si nos fijamos bien, nosotros podemos sentirnos muy a gusto en nuestro puesto de ...

adiestramiento canino modificación de conducta adiestramiento cooperativo ...

¿Debe pasear un perro que puede salir al jardín de casa?

Si tienes un perro en una finca o tu casa tiene un jardín muy grande, es posible que en algún momento te hayas preguntado si es necesario que tu perro salga al exterior, a pesar de que tenga todo el espacio para correr, hacer sus necesidades, darse unas buenas carreras y jugar. Lo cierto es que si no sale, puede tener algunos problemas que te explico a continuación. ¡Así que sigue leyendo porque e ...

adiestramiento jerarquía juegos ...

¿Tienes un buen vínculo con tu perro? Averígualo.

Tras la pregunta ¿Por qué mi perro me ignora cuándo le llamo?…deberíamos plantearnos, ¿Hemos establecido un buen vínculo con él? Establecer un vínculo sano con tu perro, va más allá de la simple convivencia y los mimos. Se trata de establecer una relación basada en el respeto, la confianza y el cariño. Es decir, el mutuo entendimiento. Ni el perro más adiestrado del mundo, tendrá un buen vín ...

adiestramiento de perros adiestramiento en positivo entrenamiento ...

Cómo crear un buen vínculo con tu perro

¡Vincúlate a tu peludo! Una relación basada en un buen vínculo entre tú y tu compañero canino es sin duda lo mejor que puedes hacer por él. La alimentación, los cuidados veterinarios, el ejercicio adecuado, los mimos… son muy importantes en su vida, pero incluso todo esto puede tener connotaciones negativas si no hemos conseguido alcanzar un vínculo inmejorable entre los dos. Es tan importan ...

voluntariado en protectoras adiestramiento en positivo albergues ...

Le he adoptado y así me lo paga

Ya he hablado en alguna ocasión de esto, pero como es algo que veo con frecuencia, a veces de manera tácita y otras disfrazada entre palabras algo más amables, hoy me voy a poner a escribir sobre ello. Antes de adoptar Elegir a un perrete de una protectora es sólo el comienzo de un largo camino que durará – o debería – el resto de la vida del peludo. Por eso es fundamental la ayuda de ...

adiestramiento de perros adiestramiento adiestramiento en sociedad ...

Tu primer perro, ese gran incomprendido

Hace tiempo que quería escribir este artículo, y cuanto más tiempo ha ido pasando, muchas más ganas me han ido entrando. Ójala me equivoque al afirmar que a todos nos ha pasado, y me dejes tú que lo estás leyendo, un comentario contradiciendo todo esto que escribo a continuación, por no haberte pasado en mayor o menor medida con tu primer can. Lo cierto es que creo que todo “primer perroR ...