comunidades

¡No quiero que lo haga sólo por comida, sino porque yo se lo pido!

Que los perros respondan a nuestras señales (señales, ni órdenes ni comandos…) más allá de hacerlo por el poder de su estómago es algo que a las personas que comienzan a entrenar con su perro les quita el sueño. Continuamente vemos que con un par de repeticiones correctas, comienzan a venir los nervios y dejan de premiar al perrete cuando está haciendo exactamente lo que ellos le piden. ¿Falta de paciencia o agobio porque “sin comida no hace caso”?
Reforzando las conductas
Me pregunto si hay alguien a quien no le guste que le refuercen lo que hace. Es decir, si alguna persona puede vivir siempre haciendo cosas que sabe que a otros les gustan, pero no recibir a cambio absolutamente nada. ¿Nada? Ni siquiera una palmadita en la espalda… Es probable que si trabajamos sin parar para un proyecto porque sabemos que es necesario para la empresa, y tras mucho esfuerzo hacemos una ejecución espléndida y lo terminamos incluso antes de tiempo, y la persona encargada de supervisarlo y valorarlo no dice absolutamente nada, si no que da por hecho que es lo que teníamos que hacer, es probable que nos moleste, pero incluso que no lleguemos a darle demasiada importancia. Pero, ¿cuántas veces puede pasar esto hasta que la motivación caiga y comencemos a hacer un trabajo mediocre o fuera de tiempo, al no conseguir ningún tipo de recompensa por nuestro esfuerzo? ¿Es que acaso nuestro perro no se mueve precisamente por la motivación? Y esa motivación se mantendrá alta mientras reforcemos adecuadamente sus conductas y comportamientos. Es injusto (e ilógico) suponer que un perro se mantendrá continuamente haciendo una conducta que no le reporta nada, teniendo otras muchas que sí lo hacen como alternativa. Por lo que en el entrenamiento (y en la vida diaria) debemos estar reforzando aquello que queremos que se repita. ¿Siempre? Sigue leyendo…
Vínculo y confianza

¿Hay que reforzar siempre cada conducta que nos interesa?
Estaríamos volviéndonos locos, día y noche, sólo centrados en nuestro peludo si eso funcionara así… La respuesta es “no”, pero con sus matices. Lo primero es que un perro es un perro y hay que dejarle ser perro. Obviedad que olvidamos con frecuencia. Así que la mayoría del tiempo tendremos a un peludo que no tiene que estar bajo nuestro control y con el que no tenemos que medir todo lo que hace… ¡sólo hace el perro! El resto de momentos en los que creemos importante que el perro se comporte de una manera determinada, tendremos que construir una respuesta lo suficientemente fuerte como para que se convierta en un hábito, en algo que el perro realice de manera rutinaria.
Cuanto más fiable sea la respuesta a nuestras indicaciones, menos posibilidades habrá de que al no reforzarla, ésta se pierda
Pero volviendo a lo que hablábamos más arriba, ¿cuántas veces podemos pedir algo al perro sin dar nada a cambio, y seguir esperando una respuesta adecuada?
Las alternativas a la comida
Ya he comentado en un artículo en este mismo blog las posibilidades que puede haber en el refuerzo que damos a nuestros canes. Los perros no basan toda su existencia en comportarse de una manera u otra según haya o no comida, si no que hay cantidad de cosas que les mueven. ¿Cuáles? ¡Investiga!
Cada animal es único y así a algunos les gustará jugar, correr, olfatear, trepar, recibir caricias, estar con otros perros, ir a buscarte… y con otros habrá que comenzar a trabajar en ver qué cosas son las que les motivan. Cualquier cosa que le guste a tu perrete abre una posibilidad para poder reforzarle.
Así que como ves, la comida no es lo único que puedes utilizar en la educación del perro. Dejarle llegar a lo que él quiere después de haber respondido correctamente a una señal, será en ese momento lo más reforzante para él, como por ejemplo restregarse entre las hojas y la hierba o darse un chapuzón en la playa.
Refuerzo positivo de bienestar

El vínculo y la confianza
Maravillosas herramientas para comenzar a trabajar. Es imprescindible que aprendas a crear un buen vínculo con tu perro para tener una base muy sólida que le de la confianza de que contigo, todo es mejor. Nada debe temer el perro a tu lado. Entrenar con un método basado en la confianza y el respeto te llevará a tener un perro siempre dispuesto a atenderte y a responder correctamente a las indicaciones que le des. Recuerda que eso no es gratis… debes mantener esas conductas con más entrenamiento y más refuerzos. Verás que pronto el hecho de interactuar contigo o de poder hacer cosas juntos irá ganando valor.
Como ves la comida es sólo una de las muchas formas que tenemos de conseguir que los perros hagan lo que les pedimos. Es una manera rápida y que la gran mayoría de los casos muy efectiva, pues hace asociar al perro rápidamente el comportamiento que queremos que realice con algo que le gusta.
La comida es el comienzo, pero el resto del camino ¡será tan variado como imaginación tengas!


Fuente: este post proviene de Sentido animal, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¡Es normal! Los cachorros y perros jóvenes tienen dos objetivos en la vida: uno es descubrir el mundo que están empezando a conocer y el otro conseguir una mandíbula fuerte que les haga ser mayores. P ...

Recomendamos

Relacionado

adiestramiento canino modificación de conducta disfrutar del perro ...

Y es verdad… hay cantidad de perros que únicamente hacen lo que se les pide porque tienen un trozo de salchicha delante y saben que sentarse o quedarse tumbados tiene premio… Cuando enseñamos a un perro con comida no pretendemos que éste sea nuestro final. La comida es únicamente un medio para conseguir la educación del perro. La comida es la motivación para captar atención, para ayu ...

adiestramiento cachorros perro en casa ...

Hoy en Siente a tu perro traigo un tema que me parece muy interesante. Con frecuencia vemos a perros adultos corriendo como cachorros, gritando como cachorros, jugando sin parar como cachorros… comportándose, en definitiva, como cachorros, aunque ya tengan más de 3 ó 4 años. ¿Por qué? Y es la respuesta a esta pregunta la que me parece emocionante Como todos sabemos, porque en el mundillo de ...

adiestramiento canino

Hoy os propongo un juego para vuestros perros. Muy divertido, sencillo de hacer y perfecto para trabajar a nivel cognitivo. Tienes que tener cuidado para ver en qué nivel está tu perrete, pues si le propones algo que es demasiado difícil, lo mejor que puede pasar es que se de por vencido antes de tiempo, y lo peor, que le generes miedos e inseguridades. ¿Vamos a ello? ¿En qué consiste? Vamos a pro ...

cuidados y salud diversión/tendencias belleza guías snau ...

Hablamos a nuestros perros continuamente, pero ellos también nos hablan a nosotros a su manera. Los peludos tienen un lenguaje corporal fascinante. ¿Qué crees que significa el movimiento de la cola de tu perro? ¡Trabajamos para llenar el mundo de perros felices! Nuestros compañeros de vida peludos siempre se buscan las mañas para que los entendamos. Nos hablan con la mirada, con distintos tonos ...

adiestramiento jerarquía juegos ...

Tras la pregunta ¿Por qué mi perro me ignora cuándo le llamo?…deberíamos plantearnos, ¿Hemos establecido un buen vínculo con él? Establecer un vínculo sano con tu perro, va más allá de la simple convivencia y los mimos. Se trata de establecer una relación basada en el respeto, la confianza y el cariño. Es decir, el mutuo entendimiento. Ni el perro más adiestrado del mundo, tendrá un buen vín ...

adiestramiento de perros adiestramiento entrenamiento ...

Es realmente increíble cómo las cosas se pueden tergiversar y, a pesar de ser una y otra vez explicadas, se continúe haciendo referencia a ellas de manera errónea. Este es el caso de la “teoría de la dominancia” y de los machos o hembras “alfa“. Tanto es así que hoy por hoy se continúan formando adiestradores y dando clases a particulares bajo esta teoría errónea de que hay ...

adiestramiento comida conducta ...

¿Reconocéis esta imagen? ¿Sabéis por qué ocurre esto? Las imágenes hablan por sí solas y nos dan la respuesta… A pesar de ser un mal habito, que a la mayoría nos molesta especialmente cuando tenemos visita en casa, es algo que retroalimentamos nosotros mismos. Si nunca ofrecemos comida en la mesa mientras comemos, el perro no la pedirá, puesto que sabe que no servirá para nada. La cuestión ...

adiestramiento canino bienestar bienestar animal ...

Tip 28 para seguir avanzando en el conocimiento de tu perrete y seguir haciéndote un poquito más sencillo este período de confinamiento. ¡Hoy vamos a jugar!Pero no a jugar de cualquier modo… hoy jugamos a lo que tu perro quiera. Porque el bienestar de tu pelud@ también pasa por su parte lúdia, que además mejorará vuestro vínculo. ¡Para mantener una buena convivencia! Ya sé que jugarás con tu ...

Artículos Dolor Hormonas ...

Razones por las cuales los perros: se rascan… Los perros se arañan, se lamen, se rascan o se muerden por una amplia variedad de razones, que van desde las alergias, el aburrimiento, infestación de parásitos… rascan Alergias. Cuando el rascado de su perro se sale de control, a menudo es el resultado de las alergias a los alimentos o factores ambientales, incluyendo el moho y el polen. ...

Intervenciones asistidas con animales IAA intervenciones asistidas con perros

Los perros de intervenciones (terapia, educación, y actividades asistidas con animales) no son ni mejores ni peores que cualquier otro perro. Son perros con unas aptitudes y actitudes que les permite acompañarnos con alegría y con buen ánimo a las sesiones qué hacemos de IAA (Intervenciones Asistidas con Animales). ¿Cómo podemos saber en realidad si el perro con el que convivimos puede ser un perr ...