comunidades

Psicología Canina

Principales aspectos de la psicología canina

Es muy normal que el dueño de un perro interprete como un mal físico la conducta anormal de su mascota. Sin embargo, es necesario saber que algunos comportamientos violentos, sorpresivos o de aislamiento, que no se hayan dado en el animal con anterioridad, se pueden deber a algún tipo de problema psicológico, por ejemplo una depresión.
Estos factores suelen ser pasados por alto por los propietarios de animales, pero cada vez son más frecuentes, por lo que se están desarrollando numerosos estudios encargados del conocimiento de la psicología del perro. Por ello, ante reacciones de este tipo, el amo debe acudir a un especialista con el fin de determinar y tratar de solucionar el problema de su mascota.
Causas del problema psicológico
Las conductas depresivas o violentas de un perro tienen siempre un factor causante, que puede encontrarse cercano o, por el contrario, haber sucedido hace bastante tiempo y encontrarse registrado en la memoria del animal. Para cada caso individual existe una respuesta o causa diferente, pero lo habitual es que estas conductas se deban a deficiencias del entorno en el que se encuentra el perro, ya que es posible que no sea el más adecuado.
Asimismo, es muy común que el amo sea el responsable de la aparición de alguno de éstos, ya que cuando el dueño no presta al animal la atención que éste precisa, se produce un sentimiento de rechazo en el perro, que cree no ser admitido en el núcleo familiar.
Hay otras causas comunes de los estados depresivos o apáticos del perro, como las excesivas situaciones de aburrimiento o las reclusiones solitarias durante largos periodos de tiempo. Asimismo, es frecuente que el perro se encuentre incómodo ante el desorden doméstico, ya que no encuentra hábitos regulares de vida y se produce un desajuste funcional. No obstante, el mayor factor de un desarreglo psicológico lo constituye el ansia de compañía y la falta de afecto o cariño por parte del dueño.
Datos sobre la depresión
De los problemas psicológicos que puede sufrir un perro, uno de los más habituales es la depresión, es decir, un estado patológico con disminución de toda la actividad psíquica que afecta, en especial, al componente afectivo. El problema de esta patología, en comparación con la humana, es que existe escasa experiencia terapéutica animal y la dificultad para tratar al perro, ya que no existe comunicación posible con él.
No obstante, cada vez son más los estudios dedicados a entender las causas que llevan a la depresión animal, y en la mayoría de ellos se señala al amo como principal responsable, al relegar a la mascota a un segundo plano y no prestarle la atención necesaria. Existen dos tipos de depresión en los perros. La endógena se caracteriza por la ausencia de motivaciones externas, por lo que se puede afirmar que tiene una causa genética. Por el contrario, la depresión exógena, que es la más habitual, es consecuencia directa del entorno y puede tener causas muy variadas.
Cómo detectar y tratar el problema
Es posible detectar a tiempo la depresión del perro e intentar dirigirle a un experto capaz de tratarle. Para ello, es necesario que el dueño preste atención al animal, con el fin de observar su conducta y percibir si ésta es anormal. Así, si el perro presenta un carácter de apatía general, somnolencia, inapetencia o falta de interés ante estímulos gratificantes, se debe sospechar de una posible depresión. Esta patología puede afectar a todas las razas por igual, aunque numerosos estudios afirman que los Terrier y los mestizos, sobre todo si han habitado en perreras o guarderías, son los más proclives.

En el caso de apreciar estas conductas, lo primero que se debe hacer es consultar a un especialista. Lo más recomendable en estas situaciones es intentar mantener la actividad del perro, así como el contacto con él, para que abandone el sentimiento de rechazo y se sienta apoyado por su dueño. En el caso de que no se pueda dedicar al animal el tiempo necesario, se puede suplir esta compañía por música, la radio o la televisión, durante los periodos de soledad. Aunque estos elementos nunca podrían sustituir el apoyo y el cariño humano, sirven de ayuda en los momentos del día en que el amo se encuentre ocupado.

   
El reflejo condicionado
e interpreta por reflejo condicionado a aquel por el cual el perro percibe un estímulo o sensación de origen exterior e interior de orden positivo o negativo, ya sea en estado consciente o inconsciente, canalizado éste a través de la red sensorial (vista, oído, olfato, gusto y tacto) para dar de esta manera , una misma respuesta en forma inmediata, manifestándose ésta por medio de una reacción, gesto, o comportamiento según sea el caso presentado.
Mecanismo del reflejo condicionado
La parte exterior del cuerpo de un animal al ser la región que está en contacto con el ambiente, está recibiendo continuamente los estímulos o exitaciones de su entorno. Los mismos al entrar en contacto con el perro son recepcionados y conducidos a través de una red nerviosa compleja. El sistema nervioso central, en particular el cerebro, consiste en un inmenso número de células nerviosas dispuestas en capas y grupos, comunicándose cada una de ellas con una o más de sus vecinas, por medio de unas prolongaciones llamadas dendritas que aunque se tocan unas a otras no se juntan realmente. La más sencilla de las reacciones frente a un estímulo aparece, gracias al "acto reflejo" en el que un impulso nervioso Electroquímico se desplaza hacia adentro desde el Receptor hasta la médula espinal donde es transmitido a otras células nerviosas que a su vez envían un impulso hacia el exterior, hasta los músculos que se contraen en respuesta a dicho impulso. Este reflejo es por ejemplo, la súbita retirada de un miembro que ha sido dolorosamente estimulado.
Por ejemplo es el bien conocido Reflejo de rascarse que tiene el perro. Todos estos reflejos son producidos cuando el animal se halla en estado inconsciente, es decir, cuando está durmiendo. Los estímulos se reciben a partir de más de una clase de receptor al mismo tiempo, y los mensajes enviados al cerebro son interpretados y probablemente clasificados e integrados con información obtenida en el pasado y almacenada en la memoria, antes que se produzca una de las muchas y posibles acciones como respuesta.
Los procesos en el cerebro son, en muchas de sus formas análogos a los que se producen en una computadora electrónica digital, y un estudio de las analogías ha hecho posible esbozar una explicación teórica de algunas de las acciones del cerebro.
Hablamos normalmente de los cinco sentidos (vista, oído, olfato, gusto y tacto), pero en realidad hay muchos más como aquellos que facilitan la percepción del frío y del calor, del dolor, de la presión, de la estabilidad y/o estaticidad. Estos son los sentidos propioreceptores que informan al animal su posición en el espacio, de forma que pueda mantener su equilibrio sobre sus pies. Si tiene sed o hambre, etc.
Los estudios de todos estos sentidos están integrados en el sistema nervioso central y el resultado da lugar a la conducta del animal. En los mamíferos, el sistema nervioso consta del Cerebro y la Médula Espinal; conectados a os Receptores por medio de nervios aferentes y a los órganos realizadores por medio de nervios eferentes (motores) y de las cadenas nerviosas paralelas "Simpática" y "Parasimpática" que componen el sistema nervioso autónomo que está relacionado principalmente con los procesos internos del cuerpo.
La inteligencia en los perros
Como se adquiere y se manifiesta
En general puede decirse que cuanto mayor es el área del contexto, tanto más variada puede ser la conducta de un animal en respuesta a los estímulos que recibe del ambiente. El comportamiento de un lobo desde temprana edad es netamente adaptativo, en cuanto que capacita al mismo para sobrevivir en las distintas situaciones en que puede llegar a encontrarse y cuanto más perfectamente puede adaptarse y enfrentarse a las nuevas situaciones, mayor será el grado de Inteligencia conseguido. Algunos tipos de comportamiento son innatos y es el producto de la información recibida de padres a hijos por medio del código genético, otros son aprendidos por los hijos al imitar la conducta de los padres; y así adquiridos por educación (aprendizaje) cómo lo son los aprendidos por el adulto, generalmente por un proceso de prueba y error sino por "Intuición", la situación es considerada en su totalidad y se llega a la solución por un proceso mental, más que físico.
La Inteligencia necesita de la existencia de la Memoria de forma que los detalles de la situación presente puedan asimilarse a los de la experiencia pasada. Produce el comportamiento acompañado de cierto grado de conciencia subjetiva, lo que justifica que se hable de la mente del animal y de procesos mentales, por sencillos que sean en comparación con los nuestros. Cuando se aprende algo, o se almacena algo en la memoria, debe producirse un cambio físico en el cerebro. Se han sugerido dos alternativas: es posible que se alteren los puntos de contacto entre las células nerviosas (las sinapsis) de forma que los impulsos pasen más fácilmente de una a la otra o es posible que se altere el código, molecular en el ácido ribonucleico (ARN) de ciertas células nerviosas.
Estímulo ->Procesado-> Respuesta
Perro = Inteligencia - presente - pasado (no hay creatividad)
Inteligencia
Número de posibilidades que haya podido registrar en su cerebro lo que supone admitir la memoria y su papel determinante en el comportamiento del perro.
A) Representación esquemática
a) Percepción estímulo
b) Reacción emocional: positiva o negativa 
c) De intensidad variable:
(alimento, sensación + P
descarga eléctrica - N)
d) Acontecimientos vividos más que el hombre por tener mayor capacidad sensorial.
e) El perro que fuga: para regresar pondrá en juego sus objetos visuales - memoria visual y olfativa, con un sentido admirable de la orientación.
El perro: cerebro o computadora
Los procesos de elaboración en el cerebro del perro son casi análogos a los que se producen en una computadora electrónica digital.
Cuando un animal está despierto pero activo, las células nerviosas situadas en la superficie del cerebro envían hacia el exterior unos impulsos regulares que pueden ser observados por medio de un equipo electrónico especialmente adaptado para esta función, donde podemos distinguir la emisión de pequeñas ondas de potencial eléctrico ondeando rítmicamente sobre la superficie.
Si se excita la atención del animal por medio de un ruido, por ejemplo, o por la visión de algo que se mueve, se rompe el ritmo regular de las ondas y se originan amplios potenciales irregulares al ponerse en actividad áreas particulares del Cortex, en respuesta al estímulo recibido.
Cuando el animal duerme sin embargo, desaparece el ritmo de pequeñas ondas y es sustituido por unos potenciales mucho más amplios pero más lentos, como si las células en diferentes áreas hicieran regularmente pausas en su actividad.
Las células de la superficie que reciben impulsos de los órganos sensoriales se mantienen despiertos por medio de unos impulsos que reciben de un centro en el tronco del cerebro, la formación o sistema reticular.
Durante el sueño estos impulsos están suprimidos , de forma que las células del córtex ya no responden a los estímulos. Cuando el animal es excitado, el estímulo sensorial llega tanto a la formación reticular como al córtex, entonces la primera envía impulsos a las células corticales que inmediatamente se activan y responden a los estímulos y el animal se despierta.
La conciencia está por lo tanto controlada por los impulsos originados en la formación reticular que estimulan a las células corticales a que respondan a los estímulos sensoriales.
Los estímulos del exterior dan conciencia del propio YO, ambas clases de estímulos deben estar coordinados por el córtex, si el animal debe estar consciente de su propia existencia en relación con su ambiente. Aunque se ha hablado de cerebros como pertenecientes a tipos "superiores e inferiores", debe tenerse presente que se trata de una clasificación de conveniencia para indicar grados de complejidad y no de mérito.
Cómo apreciar y juzgar el comportamiento de un perro
El comportamiento adquirido que se va desarrollando a partir de los dos meses de edad y en especial durante la educación, es el conjunto de manifestaciones emotivas adquiridas por experiencias propias y que no provienen de los instintos coordinados hereditarios, aunque sí están relacionados con los factores del medio ambiente. El perro puede venir al mundo dotado de un conjunto de muy buenas cualidades heredadas, pero una mala crianza, la falta de contacto con el hombre, los malos tratos, o una inadecuada educación, pueden malograrlo para el futuro, especialmente si pertenece a las escalas Alfa o Beta.
De acuerdo a los cánones establecidos, en la especie canina, las escaladas jerárquicas definen de la siguiente forma:
a) Grupo Alfa: Estos son los ejemplares de mucho carácter y temperamento, dotados para luchar y erigirse jefes de manada.
b) Grupo Beta: Es una categoría ligeramente inferior, integrada por ejemplares para subjefes de manada, que respetan a los Alfa, pero que a su vez dominan a las demás escalas.
c) En orden decreciente les siguen las demás categorías, Gammas, Delta y Omega. Esta última está integrada por miembros sin aspiraciones de ninguna especie, sumisos, humildes, que rehúyen a cualquier tipo de lucha y en la práctica son inservibles para la vida en estado salvaje donde sucumben a temprana y son eliminados por sus superiores.
Desgraciadamente, la vida de éstos ejemplares está asegurada por la mano protectora del hombre, quien tampoco titubea en emplearlos para la reproducción, con lo cual sólo causa daños y perjuicios a las respectivas razas.
El comportamiento del perro está integrado por una serie de acciones instintivas y de rememoración, que motivan o impulsan el proceder del animal; unas heredadas, otras del medio ambiente y las restantes adquiridas.
Estas motivaciones integran la constitución psíquica del perro y se manifiestan por la capacidad y forma de reaccionar, evidenciadas a través de su temperamento y carácter.
Existen cuatro clases de temperamento a saber:
A) Temperamento nervioso débil: el perro acata en forma irregular las ordenes recibidas, se sustrae a ejercicios o posiciones que le resultan incómodas, demuestra miedo ante estampidos, ruidos fuertes, movimientos rápidos, etc. En este caso se dice que el animal no tiene carácter.
B) Temperamento nervioso desequilibrado: el perro aprende con rapidez todo lo relacionado con ejercicios donde despliega gran actividad, pero con poca capacidad en el dominio de sus impulsos en lo concerniente a subordinación y obediencia. No es un animal absolutamente seguro de las funciones de trabajo y además se distrae con facilidad, tampoco es firme como rastreador.
C) Temperamento linfático: si bien este tipo de perro posee equilibrio, es algo lerdo para captar las enseñanzas. Reacciona en forma lenta ante estímulos externos, lo cual es un inconveniente. Como rastreador por lo general no sabe dar la suficiente interpretación a sus capacidades olfatorias.
D) Temperamento sanguíneo: de sistema nervioso bien equilibrado, es un perro vivaz, ansioso por aprender, que ejecuta con toda precisión, tanto los ejercicios de despliegue de actividad, como los de obediencia. Este es el tipo ideal del perro de trabajo, catalogado como animal de excelente carácter, apto para cualquier función.
Como interpretar la psicología del perro
Suele suceder y es muy común que el propietario de un perro ante el primer síntoma que advierte sobre cualquier anormalidad que puede presentar éste sobre su estado físico, como por ejemplo una lastimadura en sus extremidades, la aparición de parásitos externos, un estado de continua evacuación, dolor en los oídos, el recoger una de sus patas quejándose ante u rengueo, etc., acude a un primer auxilio o en su defecto lo deriva inmediatamente al médico veterinario de confianza. Pero no ocurre lo mismo, y es aquí donde le pido al amable lector preste atención, cuando se plantea una situación totalmente distinta a lo habitual, como por ejemplo: una reacción violenta y sorpresiva por parte del animal sobre una amistad muy allegada, que se detiene en la calle a hablar simplemente con nosotros, o por otro lado aquél perro que aparentemente reflejaba un buen estado de ánimo y al día siguiente se mantiene aislado, indiferente a nosotros y a todo lo que puede rodearlo, sin siquiera despertar el menor interés por las cosas, etc.; para éstos casos evidentemente todo propietario no vacila en pasar por alto el hecho, sin reparar en lo más mínimo. Claro está y es natural, que pueda atribuir esa conducta a un ser que carece de razonamiento abstracto, siendo para el ser racional, un acto normal propio quizás de los caninos. Regularmente suelen aparecer distintos artículos, que en algunos casos pueden ocupar importantes espacios en los matutinos locales, como por ejemplo: el ataque de un perro sobre una anciana, produciéndole su posterior muerte, o aquella pareja que paseaba con su bebé dentro de su cochecito y junto a ellos su mascota, cuando repentinamente el can hace presa del pequeño en forma violenta, sin soltar a su víctima pese a los denodados esfuerzos de sus amos, etc. éstas son solamente algunas de las dramáticas situaciones reales que llegan afortunadamente a conocimiento público, mientras muchísimos casos quedaban latentes sin una explicación, o directamente pasan desapercibidos. Estos ejemplos deberían ser cuidadosamente estudiados y analizados por sus propietarios o en su defecto po r especialistas, a fin de poder determinar realmente cuales fueron las causas que motivarona los animales a proceder de esa manera. Sin lugar a dudas que estamos frente a hechos en los que el comportamiento para cada caso a sufrido un desequilibrio violento, debido a la gran sensibilidad que registran los caninos y en especial el perro, cuya adaptación responde a factores hereditarios determinados, como ser "Los instintos coordinados heredados", factores que motivan a distintas acciones como la caza-alimentación, defensa, reproducción-sexo, siendo condicionados con posterioridad por los "instintos coordinados adquiridos" y que a través de la implementación de la actividad sensorial, el animal recoge las distintas impresiones, con un grado elevadísimo de sensibilidad, muy superior al ser humano, para luego adoptar un comportamiento, acorde al estímulo percibido, análisis, proceso de éste, y respuesta al mismo, en fracción de milésimas de segundo. Como se ha visto el cerebro del perro actúa de manera similar a una computadora sofisticada, existe una asimilación de informes, externos e internos, positivos y negativos, un proceso de análisis, desintegración y archivo del mismo, así como también una respuesta que puede canalizarse a modo de reacción, postura o comportamiento; todo lo expresado denota sin lugar a dudas que existe en el perro actividad psíquica importante, y éste punto ha de tenerse muy en cuenta, fundamentalmente por los propietarios e instructores, quienes profundizando éste Tema, pueden intentar conocer las reacciones anímicas del mismo, para saber cuáles son las causas que en un momento determinado originan una conducta inadecuada y de ésta forma realizar las correcciones adecuadas, para que posteriormente, éste pueda valorarnos afectivamente, convirtiéndose en nuestro mejor amigo, nuestro enemigo, o el indiferente para el que no suponemos nada.
Consideraciones sobre el tema
De acuerdo a mi experiencia, puedo asegurar, que en todo hecho o acto que tenga como protagonista a un perro, en condiciones normales, como así también para casos de ataques violentos y sin motivación aparente, las causas obedecen a un factor condicionante determinado, surgido espontáneamente o en su defecto, responden a procesos pasados, registrados en la memoria y evocados a través de los reflejos condicionados. Por lo tanto, considero que para éstos casos, el estudio y observación del Canis lupus (lobo común), en su habitat, conduce a obtener indefectiblemente la información necesaria y directa, permitiendo así una mayor y mejor interpretación del accionar y comportamiento del perro, dentro de su área social, como su pariente más cercano.
En síntesis, para cada caso individual existe una respuesta siempre distinta, una de otra. Todo tiene una explicación lógica, por supuesto que ha de considerarse la Capacidad de Estudio y Análisis del Observador, para los casos expuestos. Ante cualquier situación de riesgo o ataque canino, el ser humano es el responsable y no el perro. Este último es susceptible de cometer errores naturales propios de su especie, ante la adaptación a un medio que quizás no sea el más adecuado. En cambio, el primero suele cometer errores graves y en muchas ocasiones irreparables, originado por una deficiente información sobre el tema, o bien por la incomprensión de la misma. El mal Adiestramiento de un perro, se genera en su mayor parte, por un desequilibrio y pérdida posterior del control voluntario, originado por una ruptura emocional, propia del ser humano. Esta situación conduce inevitablemente a crear en el Educando un sentimiento de duda, inseguridad y peor aún puede malograrlo para el resto de su vida.
Fuente: este post proviene de Blog de arzua21, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Psicología Canina

Principales aspectos de la psicología canina Es muy normal que el dueño de un perro interprete como un mal físico la conducta anormal de su mascota. Sin embargo, es necesario saber que algunos comport ...

Etiquetas: general

Recomendamos

Relacionado

adiestramiento canino perros general

Las 6 bases de la psicología canina

Muchos ignoran la psicología canina. ¿Y qué pasa entonces? Que el perro tiene malos comportamientos, y el propietario no sabe cómo arreglarlo, ¿por qué? Porque no lo entiende. Aprendiendo las bases de la psicología canina te evitas este problema: puedes redirigir el comportamiento indeseable desde su raíz, mediante la comprensión de por qué sucede. Aprende, y conseguirás entender por qué tu perro ...

general ayuda y consejos del profesional consejo veterinario ...

Conducta inapropiada canina

Comencé la mañana bastante bien, a las 7 recibo una llamada de un hombre que tiene un perro de la raza bóxer, de 4 años, macho que había mordido a la dueña de la casa. Preocupado me cuenta que mas o menos hace un año este perro comenzó a hacerse mas agresivo, el culpa al continuo cambio de domicilio que sufría la familia, que va de aquí para haya(el eterno problema del alquiler). Lo primero que no ...

salud y alimentación de perros depresion en perros psicologia canina ...

Psicología canina

La depresión es un problema grave

Te contamos todo sobre la psicología canina. Es muy normal que el dueño de un perro interprete como un mal físico la conducta anormal de su mascota. Sin embargo, es necesario saber que algunos comportamientos violentos, sorpresivos o de aislamiento, que no se hayan dado en el animal con anterioridad, se pueden deber a algún tipo de problema psicológico.

adiestramiento de perros educación educar a un cachorro ...

A la hora de educar a un perro se educa la especie, no la raza

Así de contundente titulo el post de hoy. No te dejes engañar. Hay que tener claro desde un principio que a la hora de aplicar psicología canina para educar a nuestros perros, se aplica una psicología universal para todos los perros, no raza por raza. Me llegan numerosas consultas en las que se especifica la raza: ¿cómo puedo educar a mi labrador?, ¿cómo educo a mi pitbull?, … y la respuesta ...

salud y alimentación de perros artículos

Obesidad canina

Con este artículo quiero ayudar a todos los perros que sufren de obesidad canina en el mundo (y son muchos). Lo mejor es que lo consultemos antes con nuestro veterinario de confianza. Para saber si nuestro perro tiene sobrepeso, haremos lo siguiente: Pasaremos nuestra mano por su costado. Si no sentimos sus costillas es que tiene sobrepeso. Si las notamos mucho, es que está muy delgado. Si las not ...

perros gripe canina gripe en perros ...

Consejos básicos para prevenir la gripe canina

Consejos básicos para cuidar del perro con hábitos que le ayuden a prevenir el riesgo de gripe. Vacuna contra la gripe La gripe es una dolencia de salud que también afecta a los perros. Al igual que ocurre en los humanos, la vacunación es una forma de promoción de la salud muy importante al fomentar el valor de la prevención. Por tanto, puedes acudir al veterinario para solicitar información sobre ...

perro come heces cachorro come heces cachorro come excrementos ...

¿Por qué mi perro come heces?

Hay muchos perros que tienen la costumbre de comer heces, tanto las suyas como las de otros perros. Este problema se llama coprofagia. Es importante corregir este problema desde que los perros son cachorros ya que si cuando son adultos siguen haciéndolo, pueden desencadenar en enfermedades como la Giardiasis. Esta peculiar costumbre la adquieren de su madre, ya que ésta, para mantener el entorno ...

adiestramiento de perros adiestramiento canino perros

La educación canina básica en pasos sencillos

La educación canina básica es rica en muchos tipos de disciplinas, muchos tipos de enseñamiento y formas, muchos trucos, formas de comportarse e incluso se le pueden enseñar costumbres, dirigirlos para que su comportamiento sea el ideal para concursos, es tanta la cantidad de formas y tipos que no se podría acabar si uno comienza a nombrarlas. Pero no te preocupes, para el día a día y tener a tu p ...