5 señales de que tu perro está obsesionado con la pelota

En el mundo canino, la pelota no es solo un objeto de juego; para muchos perros, se convierte en el centro de su universo. Este fenómeno, que a primera vista puede parecer inofensivo e incluso adorable, encierra una realidad más compleja. Cuando un perro desarrolla una obsesión por la pelota, no solo cambia su comportamiento durante el juego, sino que también afecta a su interacción con el entorno y con otros seres vivos.

En este artículo, exploraremos las diversas facetas de esta obsesión y cómo puede llegar a influir en la salud mental de nuestros compis caninos.

1. Sólo está pendiente en el paseo de que saques la pelota

Si tu perra no interactúa con otros perros o no tiene otra manera de jugar, es probable que ya tenga una obsesión considerable. Los paseos no son sólo necesarios por motivos higiénicos, sino que aportan gran cantidad de estímulos que enriquecen el día a día  de los perros.

Es posible incluso que haya peleas con otros perros por tener el poder de la pelota, pero no tiene por qué ocurrir para que la obsesión se esté produciendo. Lo que es seguro es que si todo el resto de estímulos están siendo ignorados por la previsible salida de la pelota, tenemos que interiorizar que hay un problema.

Con frecuencia lo achacamos a que si no aparece la pelota, la perra no corre o no juega. Y sin embargo ese rapto atencional es lo que genera que no lo haga. Hay perros más o menos activos y más o menos ocurrentes, pero cuando un perro aparentemente sano no realiza otras conductas, es posible que mentalmente no lo esté tanto.

2. No se cansa nunca de devolverte la pelota para que la vuelvas a lanzar

Parece algo casi patológico: da igual el número de veces que la hayas lanzado o lo lejos que la hayas enviado… siempre hay una respuesta favorable de tu perro trayendo la pelota para un tiro más. A veces, si está muy cansado o cuando decides dejar de lanzarla, puede que se la lleve a su lugar de descanso o que te la deje en los pies, mirándote fíjamente por si te animaras a volver a empezar el juego. Algunos perretes de hecho te la dejan en los pies al caminar para que fortuitamente la roces y puedan ir a buscarla. Todo su mundo es esa esfera redonda.

Hay que recordar que cualquier comportamiento exagerado conlleva estrés. Y el estrés puede aflorar con gemidos, movimiento rápido y continuo, ladridos… pero también con inmovilidad y espera, con atención máxima. Los perros normalmente se cansan de jugar, de dormir, de entrenar, de comer (sí, al menos en condiciones óptimas, deberían…). ¿Cómo es que no se cansa del mismo juego una y otra vez? Es un síntoma que encontramos también en la ludopatía. ¿Más señas?



3. No parece disfrutar de nada más cuando la pelota aparece

Es incapaz de pensar en otra cosa. No hay comportamientos alternativos que le hagan cejar en su empeño de que la pelota ruede o vuele por los aires. Incluso la comida, si acaso la come, lo hace con desgana y casi como peaje para poder volver a centrarse en lo importante. Salir a la calle o cualquier otra cosa con la que en otro momento disfruta, no son valoradas ahora. Es una obsesión toda regla.

A veces incluso parece que ni siquiera disfrutara en el propio placer de correr a buscarla o de conseguir encontrarla. Es como si su máxima fuera volver a repetir el proceso una y otra vez, sin una meta concreta y sin el placer de estar haciéndolo. Sólo repetir y repetir.

4. Si encuentra una pelota, no se moverá de ahí

Recuerda con exactitud donde estaba aquélla que en su día encontró y la busca sin descanso, aunque ya no esté. Por supuesto, al no encontrarla el nivel de ansiedad aumentará considerablemente, y es común que no podemos llevárnosla de allí fácilmente.

Su único fin en el paseo es encontrar una pelota, y de nuevo deja de lado otro tipo de estímulos y otro tipo de interacciones con personas, perros o el entorno mismo. A veces aparentemente olfatea y busca distintas cosas en el paseo, pero la realidad es que siempre vuelve con una en la boca, pues allá donde se haya una, él conseguirá encontrarla.

5. Es capaz de hacer casi cualquier cosa por ella

Subir a árboles imposibles, cruzar carreteras, pegarse con perros aunque nunca lo haga por otro motivo, prescindir de la comida e incluso el paseo… y si no la consigue, llorará y mostrará ansiedad muy elevada al no poder tenerla.

Es tanta la motivación que pierden el control, la atención, y por supuesto la respuesta reflexiva a lo que se le pida o lo que necesite hacer.

Con frecuencia encontramos perros con este nivel de ansiedad aunque controlada, y lo utilizan en los entrenamientos deportivos o de trabajo. Es un error inmenso asociar ese estado de ánimo (y ese desgaste exagerado a nivel cognitivo, físico y emocional) a cualquier tipo de entrenamiento (cualquiera que vele por el bienestar de los perros, claro). Y por supuesto se puede utilizar para subir la motivación, pero tendremos que dotar al animal de espacios de enriquecimiento mucho más allá de un juego explosivo con la pelota (o cualquier otro juguete o incluso comida) para conseguir un equilibrio sano.



En resumen…

La obsesión de un perro por la pelota es un asunto que merece nuestra atención. Es crucial diferenciar entre un juego saludable y una fijación que puede derivar en problemas de comportamiento y bienestar.

Como responsables de nuestras perras y perros, debemos fomentar un entorno equilibrado, donde el juego con la pelota sea solo una parte de un abanico más amplio de actividades. Esto no solo enriquecerá la vida de nuestros perros, sino que también fortalecerá el vínculo que compartimos con ellos, asegurando su salud física y mental a largo plazo.

Es bueno recordar que el bienestar de nuestros compis depende de un equilibrio cuidadosamente orquestado entre juego, descanso y estímulo mental.

Descárgate aquí la guía de las 5 señales de que tu perro está obsesionado con la pelota



The post appeared first on Sentido Animal.

Fuente: este post proviene de Sentido animal, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

ulises y argos educación canina

¿Mi perro tiene obsesión por la pelota? causas y pautas Jugar a la pelota con nuestro perro puede parecernos saludable e inofensivo. El problema surge cuando la actividad se vuelve adictiva para el perro y lo que parecía una simple actividad de ocio se convierte en una obsesión que le impide disfrutar plenamente. A casi todos los perros les gusta jugar con la pelota. Es algo natural que proviene ...

perros consejos para educar a tu perro

Los que me conocéis sabéis que no me gusta nada jugar a pelota con mis perros. Pero no pasa nada si lo hacemos correctamente. Y te preguntarás.... ¿cómo se juega a pelota sino es tirarla y ya? Tenemos que seguir ciertas normas, con tal de no hacer a nuestro perro obsesivo con ella. La primera es poner un inicio y un fin. Os recomiendo que pongáis una palabra antes de sacar la pelota y otra para es ...

Salud juegos para cachorros juegos para perros ...

Desde que se pusieron de moda los punteros láser, las bromas de cegar a alguien en los ojos, de jugar al despiste, etc. han aumentado considerablemente, y los perros tampoco se han librado de esto. Solo que, un juego que parece tan inofensivo como el de engañar al perro con el puntero láser, puede ser realmente peligroso para su salud. @_noodlethecorgi_ Si has tenido alguna vez un puntero láser en ...

Cuidados Entrenamiento Salud del perro ...

Los comportamientos obsesivos de los perros pueden resultar en serios daños tanto para las mascotas como para los dueños o peor aún, para puede involucrar daños a terceros. Cuando nos reímos al ver a un perro obsesionado con un juguete, una luz, un juego de pelota o el gato del vecino es lo mismo que reírnos de una persona que es seriamente adicta al alcohol. Es posible que de momento ese comporta ...

Blog

De todos es conocido el increíble potencial que tiene el olfato de los perros. De hecho, cuando un cachorro nace, lo primero que utiliza durante sus primeros días es el olfato, un órgano que ya se encuentra operativo desde el primer minuto de vida. No así la vista o el oído, que necesitan entre una y dos semanas para empezar a funcionar con normalidad. Los seres humanos tenemos entre 3 y 5 millon ...

Blog

Es común el ver como nuestro perro, una vez le tiramos la pelota, corre con ella de un lado para otro sin querer volver a dárnosla. Esto causa frustración,  a menudo, el enfado del dueño, y de manera habitual, la escena de éste corriendo tras su perro, creando una imagen bastante cómica para los que lo observan y de pura impotencia para el propietario. De aquí se sacan muchos datos; el perro disfr ...

perros cuervo que juega a la pelota cuervo tira pelota ...

Esta es la historia del perro el mejor amigo del cuervo. En éste vídeo verás al perro el mejor amigo del cuervo jugar a la pelota. Se la tira y la devuelve, es increíble. El perro el mejor amigo del cuervo han dado la vuelta por todas las redes.

enfermedades de perros perro salud

Un perro es el mejor amigo del hombre y, de hecho, tener una mascota en la casa puede cambiar tu vida de maneras inimaginables. Los animales no saben hablar el idioma de los humanos, pero expresan a través de su lenguaje corporal y gestos cómo se sienten, tanto emocional como físicamente. Hay algunas señales que te indicarán si tu perro está bien o no. Un pelaje limpio y brillante Los perros ...

perros adiestramiento devolver ...

¿Cuántos de vosotros os habéis cansado de intentar que vuestro perro os devuelva la pelota cuando se la lanzáis? Lo que debería ser un juego para ambos, se convierte en una situación frustrante en muchos casos. Primero, debéis comprender que, lo que para vosotros es un juego, para el perro es puro instinto. Cuando comenzáis a lanzar la pelota, el perro entra en “modo caza” y cuando con ...