Blog de fidel Idea guardada 5 veces
La valoración media de 6 personas es: Muy buena

La chinchilla

Silenciosa, fuerte y pequeña

 



 

La chinchilla es un pequeño roedor que cada vez tiene un papel más importante como animal de compañía. Ha conseguido desbancar al hámster en Estados Unidos y, en España, la afición por este ser aumenta a pasos agigantados. Este género agrupa dos especies y una doméstica que ha sido creada por cruce.

Uno de sus atractivos es su pelo suave y liso, además de su aspecto diminuto, travieso y cariñoso. Su tamaño es de entre 20 y 25 centímetros y con un peso de 750 gramos. Además, su composición corporal repele los parásitos externos.

Es un animal muy hábil gracias a la estructura de sus patas traseras que, al ser más largas que las delanteras, le permiten realizar grandes saltos y acrobacias dignos de admiración.

 

Origen

Desde la prehistoria, este pequeño roedor ha habitado en la región andina de Sudamérica, ya que se han encontrado restos de fósiles de un animal llamado Meegamys semejante a una chinchilla gigante. La evolución y el paso del tiempo han convertido a esta mascota en un ser con un tamaño cada vez más reducido. Hasta la época precolombina no se le empezó a llamar por su nombre actual cuyo significado ha derivado en dos hipótesis. La primera, según el vocabulario de los quechuas, significaría silencioso -chin-, fuerte -sinchi- y pequeño, diminuto -lla-. En cambio, la segunda opción parte del envío que realizaban los aborígenes chibchas a España de pieles y lanas, concretamente a un pueblo albaceteño que recibe el mismo nombre.

 


 

En peligro de extinción

A pesar de estas peculiaridades, están en peligro de extinción en su lugar de origen, la región de los Andes de América del Sur, donde la mayoría se encuentra en cautividad. Son muy apreciadas en peletería y esto ha provocado que la caza de chinchillas se haya elevado hasta provocar su escasez. Diferentes países de Latinoamérica se unieron para llegar a un acuerdo donde se prohibiera la caza y venta de pieles. En ese momento, empezaron a surgir criaderos en numerosos lugares, hasta llegar a Estados Unidos, donde es uno de los roedores más demandados en la actualidad.

 

Especies

Fue en la época contemporánea cuando se comenzó a diferenciar unas chinchillas de otras debido a sus características físicas.

-La Chinchilla Chinchilla o Brevicaudata, cuya característica principal es el pequeño tamaño de su cola.



 

-La Lanigera, de cola larga y que se encuentra en cautiverio.



 

-La Chinchilal domestica o de cría, resultante del hibrido de las dos anteriores.

-La Costina, con pelaje más corto, oscuro y sedoso.

Estas diferencias físicas se deben a las peculiaridades climáticas de la zona donde se han reproducido, pero son muy parecidas en comportamiento y aspecto en general.

 

Cuidados a bajo coste

Las chinchillas salvajes casi han desaparecido, y ahora existen criaderos para las chinchillas domésticas, que cada día son más demandadas. Por eso, debemos mantener unos cuidados excelentes con este pequeño roedor si queremos tenerla como mascota.



La base fundamental para mantenerla en unas condiciones similares a las de su hábitat natural es criarla en un lugar cerrado, aislado de las altas temperaturas. También es necesario que esté bien ventilado, sin que la corriente recaiga directamente en los animales. La temperatura ambiente más recomendada es de 18º C, con una humedad nunca superior al 40%. Así, se sentirá cómoda al ser un roedor nocturno procedente de lugares montañosos, secos y poco acostumbrados al calor.

Conviene tenerla en una jaula provista de rejillas, preferiblemente de metal, y que sea de gran tamaño y de varios pisos para que se pueda mover con total libertad y saltar de un lado para otro. Será de dimensiones mayores cuando se trate de una hembra, porque es más grande que el macho.

Asimismo, os recomendamos verter virutas de madera de pino en el suelo de la jaula, ya que la arena para gato suelta demasiado polvo, lo que perjudicará sus vías respiratorias. Una de sus aficiones es revolcarse en la arena, así que poned la arena y algún trozo de madera de pino o rollo de papel higiénico vacío para que se divierta. Hay que tener en cuenta que, aunque en este lugar vaya a pasar la mayor parte del día, conviene disponer del tiempo suficiente para sacarla y dejarla que corretee por la casa e investigue cada rincón.

fhxr
 
Para que su buen estado de salud no se vea alterado, se aconseja proporcionarle diariamente una dieta a base de pienso especial para chinchilla acompañado de heno. Podéis darle también trozos de pan duro, manzana o pera, pero procura no ofrecerle ningún tipo de verdura porque le impide el buen funcionamiento de su organismo. Además, existen en el mercado unas pastillas especiales que le aportan calcio y vitaminas.

 

Un carácter muy simpático

Si este roedor es uno de los más solicitados se debe a sus características. Aunque es bastante independiente, la chinchilla no es molesta en cuanto al ruido que realiza o el olor que desprende, ya que es muy silenciosa y limpia. Le encanta lo novedoso porque es muy curiosa. Además, no es plenamente feliz hasta que no convive con otra de su misma especie, para que así puedan entretenerse jugando entre ellas. Lo ideal es que sea una pareja pero, si esta condición no es posible, que sean del mismo sexo no supondrá ningún inconveniente.

Verá a su dueño como a su compañero, sobre todo cuando se sienta sola y no tenga un congénere con el que pasar el tiempo libre. Aunque es un roedor, no suele morder objetos que no haya identificado como juguetes, por lo que resta preocupación a la hora de dejarla suelta por la vivienda.

 

Imagen: Jaime E. Jimenez, Laboratorio de Ecología, Universidad de Los Lagos. CHILE; Flickr/ Ph!L!s

 

 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

consejos sobre perros consejos sobre gatos animal de compañía ...

Los beneficios de tener un animal de compañía

VII Congreso Animales de compañía: Fuente de salud

La Terapia y Educación Asistida por Animales de Compañía (TEAAC) intenta ayudar a personas que presentan cuadros de ansiedad, depresión, demencias y retrasos intelectuales a través del contacto con los animales de compañía.