Sentido animal Idea guardada 4 veces
La valoración media de 9 personas es: Muy buena

Tu primer perro, ese gran incomprendido

Hace tiempo que quería escribir este artículo, y cuanto más tiempo ha ido pasando, muchas más ganas me han ido entrando.
Ójala me equivoque al afirmar que a todos nos ha pasado, y me dejes tú que lo estás leyendo, un comentario contradiciendo todo esto que escribo a continuación, por no haberte pasado en mayor o menor medida con tu primer can.

Lo cierto es que creo que todo “primer perro” debería tener un monumento en algún lugar de la avenida más importante de cada ciudad, pues estoy convencida de que son los grandes incomprendidos. Es tu primer perro el que soporta que no tengas el conocimiento suficiente para comunicarte con él, el que se queda largas horas sin salir porque quisiste tenerlo a pesar del tiempo que requería y que no tenías, el que tiene una altísima excitación por el juego y al que no sabes cómo relajar… y tantas y tantas cosas que los “primeros perros” esquivan en algunos casos y sirven como paragolpes en la mayoría de ellos.

Porque yo también he tenido una “primera perra” a mi cargo, bajo mi entera responsabilidad, más allá de los perros familiares de cuando era pequeña y de otros animales con los que he tenido la gran suerte de convivir en algunas etapas de mi vida, quiero plasmar aquí las cosas que me encantaría no volver a ver repetidas en otras personas con “primeros perros” en su vida, algunas de las cuales las conozco en mi persona y otras en la realidad de terceros.

Antes de que llegue a casa

En este apartado debería incluir muchas cosas, pero me centraré en:

Capricho: con frecuencia el primer perro es muy deseado, pero la parte lógica del pensamiento se ha dejado a un lado. Simplemente el hecho de no pensar en el dinero, el tiempo y las atenciones que necesita el perrete, lo convierten en un capricho demasiado caro, demasiado esclavo o demasiado comprometido…

Más capricho: Su color, su carita, su aspecto físico en definitiva es lo que hace que el perro llegue a casa. Nada importan sus necesidades, sus miedos ya adquiridos o su forma de enfrentar los problemas. Nos gusta lo que vemos y no pensamos en lo que el interior del peludo tiene que decirnos, que normalmente se resume en: trabajo y entrenamiento.

Y más capricho: Lo quiero -> lo tengo. Eso nos lleva a comprar al animal en una tienda sin saber nada de su pasado ni de cómo ha llegado hasta ahí o a encariñarnos de un perro que vende un particular, con parásitos  y en malas condiciones, porque yo lo quiero AHORA y además es tan bonito… y tan vulnerable…
Conductas indeseadas

¿Para qué vamos a empezar a trabajar con nuestro adorable cachorro “tonterías” como que no me muerda los pantalones cuando ando o que espere su turno pacientemente antes de abalanzarse sobre el plato (y sobre mí, si estoy en medio)?
Así vamos permitiendo unos hábitos en el peludo que no nos causan problemas e incluso nos hacen gracia, para luego…

Educación a la desesperada

… para luego entrar en un ataque de pánico cuando ha destrozado mis pantalones nuevos o comienza a gruñirme si no me alejo de su cuenco de comida.
Libros, televisión y sabiduría popular, mezclado con desesperación y presión social o familiar y ya tenemos un cóctel perfecto de falta de respeto al perro, poca rigurosidad y falta de constancia cuando las cosas no salen como deberían.

Entrenamiento: ni un solo fallo

No faltan quienes desde el principio trabajan en la educación de su primer perro sin permitir que falle ni una vez. Comenzamos a educarle para que se siente y una vez lo hace, jamás podrá volver a fallar bajo reprimenda o cosas peores. La duda siempre nos llega en si, una vez el perro no atienda a nuestra señal, volverá a hacer correctamente lo que le pedimos. ¡Ni un minuto de relax, ni un mal día para el peludo!

Amigo de perros y personas

El perro perfecto debe ser amigo de todos los perros y todas las personas que se encuentre… o eso es al menos lo que pretendemos que ocurra con nuestro primer peludo. Da igual si la persona es una maleducada con los canes o un niño gritón poco instruido en el trato de los animales. Lo mismo nos da que haya un pastor alemán inestable y agresivo que un caniche juguetón en el parque. No conocemos su carácter, pero nuestro perro DEBE hacerse su amigo en el acto, si no, no es un buen perro… Y esto por supuesto, lleva a muchas agresiones y frustraciones entre perretes.

Falsos mitos

Por supuesto, no pueden faltar los falsos mitos que están continuamente en boca de muchos y que quien tiene a su primer perro, escucha y da valor de ley…:

No pueden aprender nada hasta pasados los 6 meses: ¡Te sorprenderás al saber lo que un perro de dos meses puede saber ya!

Hay que dominar al perro para que sepa quién manda: El mito por excelencia, tantas veces desmentido y tantas y tantas tan recurrido.

Los perros no pasan frío: Que yo sepa, aún no se ha conocido a un animal que no sienta ni padezca las inclemencias del tiempo. ¿Es que acaso un perro no tirita? Calurosos o frioleros, cada animal tiene su propio termómetro interno…

No tienen problema por estar solos durante días: Sí, sí lo tienen. Son animales sociales y eso hace que busquen y añoren la compañía. Dejar a un perro en una parcela solo, únicamente con comida y agua, porque es un perro de guarda, no lo hace más feliz ni su situación es más justa.

Las primeras noches del cachorro, debe pasarlas solo y no debes atender a sus llantos: Se me ocurren pocas cosas más crueles que apartar a un cachorro de su camada y su madre y dejarlo esa misma noche llorar en solitario ante un olor y una situación que ni conoce ni comprende.
Mi primer perro


Y nuestro perro lo aguanta porque para eso es un perro, un espectacular animal que ante todo quiere sentirse querido y aceptado. Sin embargo, a medida que pasan los años y vamos relajando el tono de nuestras alucinaciones mentales, cuando vamos comprendiendo que lo que tenemos es un ser vivo, con vida propia, con sentimientos y necesidades particulares, normalmente comenzamos a escuchar lo que nos comunica y entendemos que las cosas no deben hacerse así. A lo mejor no sabemos cómo y necesitamos de la ayuda de profesionales, pero lo que afortunadamente nos va quedando claro es que, el siguiente perrete que tengamos, tendrá un comienzo de vida muy diferente al que tuvo el primero.

Es una lástima que el primero, el incomprendido, el que mucho nos enseña, a veces no tenga tiempo de saborear el cambio de actitud que él mismo nos ha enseñado a tener. Es una lástima que no nos preocupemos un poquito más desde el principio de saber, de aprender a educarlo y de evitar que el estrés del día a día al final haga que de una manera u otra, el que pague el pato sea el que siempre nos perdona.

Fuente: este post proviene de Sentido animal, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Posición de H – comunicación canina

Mucha tensión…hay tanta,que el perro se estira por delante y por detrás. Además, esa posición le hace ganar centímetros y parecer más grande. Esté pasando lo que esté pasando, el perro no está r ...

Recomendamos

Relacionado

perros artículos amor ...

5 señales que indican que tu perro te ama

Recientemente fue San Valentín, el día del amor por excelencia, al menos en el calendario, por eso quiero aprovechar para hablar del amor más incondicional: el de tu perro. Sabemos que adoramos a nuestros perros, queremos ofrecerles lo mejor, los abrazamos, besamos, … y sabemos realmente que ellos a nosotros también pero, ¿quieres conocer 5 conductas que indican que tu perro realmente te am ...

adiestramiento canino modificación de conducta sabías que...

¿Sabías que el movimiento del rabo del perro no siempre significa "felicidad"?

¿Tú también crees que el movimiento del rabo del perro siempre indica felicidad? En el artículo de hoy te vamos a explicar por qué esto no es así y que el movimiento de la cola de un perro puede indicar “cosas” muy diferentes como, por ejemplo, miedo, alerta, inseguridad, desconfianza… ¿A que suena interesante? Pues adelante, ¡sigue leyendo! El imprescindible rabo del perro como herramienta ...

otras mascotas educación civismo ...

Lo que un propietario de perro suele hacer con su perro durante el paseo (y no debería)

Con este post voy a detallar los diferentes perfiles de propietarios según su comportamiento durante el paseo del perro. De esta forma, quisiera abrir un poco los ojos a aquellos propietarios que no actúan del todo bien, ya sea de forma inconsciente o de forma consciente, con el fin de que modifiquen su conducta por el bien de todos. Cuando una persona adopta un perro sabe que también adopta una s ...

cuidados y salud diversión/tendencias belleza guías snau ...

Lenguaje canino: lo que te cuenta la cola de tu perro

Hablamos a nuestros perros continuamente, pero ellos también nos hablan a nosotros a su manera. Los peludos tienen un lenguaje corporal fascinante. ¿Qué crees que significa el movimiento de la cola de tu perro? ¡Trabajamos para llenar el mundo de perros felices! Nuestros compañeros de vida peludos siempre se buscan las mañas para que los entendamos. Nos hablan con la mirada, con distintos tonos ...

adiestramiento canino modificación de conducta adiestramiento cooperativo ...

Tu perro tiene… ¿otras prioridades?

En una de las clases grupales de esta semana ha surgido un tema que me parece interesante compartir, y es que, como casi todo en la vida, nuestras acciones en el comportamiento que queremos conseguir de nuestro perro, se basan en tener unas prioridades claras para poder actuar en consecuencia. Determina cuáles son tus prioridades A la hora de priorizar tenemos muchas listas que rellenar: ¿Necesita ...

adiestramiento canino bienestar animal salud

¿Sabías que comer moras mejora la salud de tu perro?

¿Te apetece ir a buscar moras con tu perro? Pues adelante, ponle la correa y salid a buscar esos frutos deliciosos y saludables tanto para ti como para él porque comer moras mejora la salud de tu perro y, de paso, la tuya propia. ¿Quieres saber por qué? Adelante, sigue leyendo y te lo contamos en detalle. La fruta en la dieta canina Como bien sabes, la fruta es una excelente golosina natural que d ...

adiestramiento canino juego juego y adiestramiento

4 beneficios de jugar con tu perro

Jugar, reír, saltar… a mí me parecen suficientes motivos, pero como siempre decimos, ellos nos dan mucho más de lo que reciben. Y es que jugar con tu peludo te reporta grandes beneficios físicos y emocionales y tampoco es necesario estar horas jugando; con dedicarle 20 minutos al día, notaras la diferencia. 1. Deporte Jugar con tu perro, supone ejercitarse. Debes salir a pasear y además ...

adiestramieno canino perros general

Tres consejos que te ayudarán a educar a tu perro

Educar a un perro es fácil, y lo que es más importante: necesitas hacerlo. Hay muchos problemas que te vas a ahorrar si lo haces, como por ejemplo el ladrido excesivo (es molesto cuando tu perro ladra por cualquier cosa, ¿verdad?), saltar sobre los visitantes (¡puede hacerle daño a alguien!) o morder tus muebles, ¡incluso tus paredes! Es cierto, educándolo te puedes ahorrar todas estas cosas, y co ...

Salud cachorros dientes ...

Sarro en los dientes del perro

Los perros pueden presentar muchos problemas de salud, por eso la gran importancia de un adoptante responsable por la salud general de su mascota. Uno de los problemas que quizás muchos no toman en cuenta o pasan desapercibidos son los dientes de los perros.  Al igual que los dientes de los humanos, sus dientes requieren algunos cuidados para evitar algunas enfermedades. La higiene dental de los ...

perros artículos acogedor ...

5 razones por las que debes dormir con tu perro

Todos sabemos que los perros pueden ser el compañero perfecto, ¿por qué prohibir su participación de el dormitorio cada noche? Permitir que su perro pueda compartir la cama con usted realmente puede ser beneficioso y va a construir un vínculo más fuerte entre usted y su perro. Beneficios de dormir con su perro 1. Los perros ayudan a aliviar la ansiedad y el estrés Es un hecho bien conocido de que ...